La vivienda se ha convertido en una de las grandes protagonistas en los programas electorales. Las promesas hablan de decenas de miles de viviendas protegidas. Y muchas de ellas, para jóvenes.

En esta campaña, por primera vez, hay una apuesta firme de todos los partidos por el fomento del alquiler como alternativa a la compra. De todos menos del PA, que no comparte ese «furor» y prefiere las de propiedad. No obstante, recoge el alquiler como formula idónea para algunos sectores.

Los andalucistas son los que prometen más VPO (ver cifras). Le sigue el PP y, después, el PSOE, quien asegura que «cubrirá la demanda». IU propone la adquisición de nuevos suelos para destinarlos todos a pisos protegidos.

Otras promesas

PSOE: 10.000 pisos protegidos para jóvenes. El 50% de las VPO en alquiler para menores de 35 años. Habrá incentivos para el alquiler. VPO en el Casco Histórico Norte. Refuerzo de la Oficina de Atención al Inquilino en Situación de Abuso.

PP: 6.000 VPO en alquiler, de las que 1.000 serán para familias con pocos recursos. El 50% de las 20.000 VPO irán destinadas a los menores de 35 años. Construirán dos residencias temporales para que los jóvenes se emancipen a un precio módico.

PA: Exigir a la Junta que en sus suelos haga VPO. Reserva de viviendas en promociones privadas. Inventario del parque de pisos municipales de alquiler que ya hay en Sevilla.

IU: Actuar sobre los pisos vacíos. El 50% de las VPO serán en alquiler. Crear oficinas de vivienda en distritos y un censo de los que no tienen y necesitan una VPO.