Esta pintura abstracta de Mark Rothko se ha convertido en la obra de arte contemporáneo más cara vendida en una subasta
Esta pintura abstracta de Mark Rothko se ha convertido en la obra de arte contemporáneo más cara vendida en una subasta. (EFE)

La subasta de Sotheby's de arte contemporáneo y de posguerra, la mayor de la historia, batió el martes nuevos récords, liderados por un Rothko que alcanzó los 73 millones de dólares (unos 54 millones de euros) y un Bacon vendido por 53 millones de dólares.

De esta forma el Rothko 'Centro Blanco (Amarillo, Rosa y Lavanda sobre Rosa)' se convierte en la obra de arte contemporáneo más cara vendida en una subasta hasta el momento.

Ambas obras superaron la antigua marca en subasta para una obra de postguerra - 27,1 millones de dólares -, establecida en noviembre y excedieron de lejos las estimaciones previas a la venta, entrando en un nuevo mundo de precios más altos para el arte contemporáneo.

Emocionados

"Obviamente estamos emocionados con el resultado", dijo Thobias Meyers, jefe mundial de arte contemporáneo de Sotheby's, que ejerció de subastador.

Los resultados récord "demostraron lo agresivo y fuerte que es el mercado del arte contemporáneo", dijo Meyer, añadiendo que como las ventas de arte moderno e impresionista de la semana pasada, la subasta estuvo marcada por "numerosas pujas internacionales".

Récords para 15 artistas

Se establecieron récords para 15 artistas, entre ellos Jean-Michel Basquiat, cuya obra sin título de 1981 alcanzó 14,5 millones de dólares incluida la comisión, casi el doble de lo estimado y casi tres veces el valor de su antiguo récord. La obra la vendía el Museo de Israel.

La venta, en la que el 88 por ciento de las 74 obras encontraron comprador, recaudó 254.874.000 millones de dólares, justo por debajo de la estimación más alta pre-venta.