España está a la cabeza en consumo de cocaína. El número de adolescentes que en 2006 buscó la ayuda de Proyecto Hombre para desengancharse del cannabis subió un 13%, según un estudio presentado ayer por la institución.

El incremento, en opinión de Proyecto Hombre, no quiere decir que se consuma más, sino que «la percepción de riesgo» en las familias y la conciencia de la sociedad han crecido respecto a 2005.

El informe revela que la edad media de inicio al consumo de alcohol es de 13,5 años, seguida del cannabis (14 años), la cocaína (15,2 años) y la heroína (16 años).

El 60% de los que pidieron ayuda consumía principalmente cannabis, aunque la mayoría también tenía problemas con el alcohol y la cocaína, sustancia a la que el 36,8% eran adictos. España está a la cabeza de Europa en el consumo de cocaína, junto con el Reino Unido.

En cuanto al perfil de estos jóvenes, el estudio indica que el 80,5% eran varones; su edad media de 17,4 años y el 53% estaba cursando algún estudio.