Tras el escándalo, se tiene  en cuenta a los ciudadanos
Vista panorámica del Monte do Ferro en el municipio pontevedrés de Nigrán. (M. Vila)
Cuentan que caminando por Nigrán cuando sopla el viento se oye una voz que dice «sé lo que hicisteis...». Y sin duda, debe ser la voz del pueblo que retumba en la cabeza de los candidatos a la Alcaldía de un municipio al que han llegado a apodar la Marbella de Galicia.

Después del escándalo urbanístico de finales del año pasado, en el que se vieron involucrados cinco miembros del Gobierno local, incluido el ex alcalde, Alfredo Rodríguez, por un presunto delito de tráfico de influencias, los candidatos, con las listas bien limpitas, se llenan de buenos propósitos contando con los ciudadanos.

Algo que se encargan de recalcar en cada punto que desarrollan en sus programas. Lo principal, la redacción de un nuevo PXOM, que fue lo que desató las iras allá por el mes de junio del año pasado. El resto, más de lo mismo, saneamiento, abastecimiento, una agencia que vele por la legalidad urbanística, un polideportivo y nuevas guarderías.

Los tres candidatos

Alberto Valverde (PP)

Con sólo 28 años, tiene el marrón de regenerar el Partido Popular en el pueblo. El anterior alcalde tuvo que dimitir por un gran escándalo de corrupción. Está casado, vive desde hace un año en Nigrán y se licenció en Ciencias Políticas por la Universidad de Santiago.

Efrén Juanes (PSOE)

Es cuanto menos irónico que un funcionario de prisiones sea candidato a la Alcaldía en este municipio. Además, es diplomado en Relaciones Laborales, está casado y presume de ser hijo del fundador del PSOE en Nigrán, Humberto Juanes, que da nombre a un colegio allí.

Antonio Fdez. Comesaña (UCN)

Ha sido funcionario en el Concello y miembro de la anterior Corporación como concejal del Partido Independiente de Nigrán, ya desaparecido tras el escándalo urbanístico del año pasado. Fernández se caracteriza por haber estado siempre en cargos relacionados con la calle.