La Policía no avala el protocolo para árabes y dice que son pautas internas de una brigada

  • Un portavoz de la dirección admite que es un documento policial pero no oficial emitido por los servicios de información de Sevilla.
  • Ha abierto una investigación para dilucidar por qué se elaboró y quién lo filtró.
  • La Federación Europea de Asociaciones Argelinas asegura que enviará una carta de queja al ministro del Interior
Policías nacionales patrullando por las calles de Madrid.
Policías nacionales patrullando por las calles de Madrid.
EFE

La Dirección General de la Policía ha desautorizado el documento policial titulado "recomendaciones en intervenciones con personas de origen árabe", una especie de protocolo sobre el comportamiento que deben tener los agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado cuando interrelacionen con ciudadanos de origen árabe. Un portavoz de la dirección asegura a 20minutos que este documento no es oficial sino "unas pautas internas" realizadas por la Brigada Provincial de Información de Sevilla que fue distribuida en mano por el jefe de la misma a los comisarios de distrito de esa ciudad y a los responsables de comisarías en toda la provincia. La Dirección General de la Policía ha iniciado una investigación sobre cómo se elaboró esa documento y quién lo filtro.

Otras fuentes policiales, en cambio, explicaron a este diario, que adelantó en exclusiva estas recomendaciones, que estas pautas pronto estarían operativas en otras zonas con importante población musulmana, como Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Ceuta y Melilla. El presidente de la Federación Europea de Asociaciones Argelinas, el diputado argelino Noureddine Benmeddah, ha explicado que enviará una carta de queja al Ministerio del Interior por este documento porque prejuzga a la población argelina asentada en España "y nos pone a todos en el punto de mira". En España hay unos 110.000 argelinos, según Benmeddah. En su cuarta recomendación, se pide "especial atención con los individuos de nacionalidad argelina, son más conflictivos que los marroquíes, y se deben extremar las medidas de seguridad en sus identificaciones".

La primera recomendación que se da a los policías es que "eviten cualquier tipo de comentario racista o xenófobo" cuando hablen con ciudadanos árabes. Tanto en puntos fronterizos, como en identificaciones en la vía pública, los agentes deben comprobar los sellos de entrada de los pasaportes, para conocer "si esa persona ha estado en países calientes, o en los países que tengan frontera con estos". Interior habla de Irak, Arabia Saudí, Jordania, Turquía, Siria y Líbano.

La Brigada Provincial de Información de Sevilla también quiere que se compruebe si los sospechosos que son interpelados "llevan altas sumas de dinero consigo, más de 1.000 euros. Puede tratarse de correos humanos". Los servicios de información españoles creen que Hayat Boumedienne, la pareja del terrorista Amedy Coulibaly responsable de la toma de rehenes en un supermercado judío, es enlace o correo del Estado Islámico. Estuvo en Madrid el día 2 de enero, desde donde voló a Turquía y pasó a Siria el día 8. Se da por hecho que Boumeddiene realiza la función de correo, para llevar dinero e instrucciones, por eso Interior pide que se tome muy en cuenta la cantidad de dinero que pueda llevar cualquier persona identificada.

Coches, cámaras y explosivos

La Policía Nacional también deberá prestar "atención a las personas de origen árabe" que estén realizando grabaciones de vídeos en lugares no turísticos, en especial en infraestructuras críticas. Unas 200 de estas infraestructuras (puertos, aeropuertos, estaciones de transporte, centrales eléctricas y nucleares, algunas zonas comerciales...) tienen desde la semana pasada una protección especial. Toda persona que sea detectada haciendo estas grabaciones "debe ser identificada". Cuando se localice a individuos de origen árabe en un vehículo consultando un ordenador portátil, también deben ser identificados.

Si se procede a cacheos personales o registros de vehículos, los agentes deben comprobar si hay precursores utilizados para elaborar 'TATP', el peróxido de acetona, un explosivo que puede fabricarse con productos de uso doméstico. Sus componentes son el ácido sulfúrico (presente en baterías de coches), el peróxido de hidrógeno (presente en el agua oxigenada), la acetona (en quitaesmaltes) y un catalizador ácido (por ejemplo en zumos de limón).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento