La alerta 3 antiterrorista decretada en España tras los atentados en el semanario francés Charlie Hebdo han conllevado la puesta en marcha de protocolos de seguridad en varios ámbitos. Uno de ellos, el comportamiento que deben tener los agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado cuando interrelacionen con ciudadanos de origen árabe, por ejemplo, en identificaciones de personas sospechosas. La Dirección General de la Policía ha emitido una serie de "recomendaciones en intervenciones con personas árabes", que se ha enviado de momento a las dos Jefaturas Superiores que hay en Andalucía, pero que prontó estará operativa en otras zonas con importante población musulmana, como Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Ceuta y Melilla. Estas recomendaciones no suponen un incremento indiscriminado de las identificaciones en la vía pública.

La primera recomendación que se da a los policías es que "eviten cualquier tipo de comentario racista o xenófobo" cuando hablen con ciudadanos árabes. El ministerio del Interior no es ajeno a la sensibilidad social que levanta este tema y no quiere que el trabajo de prevención que realizan los agentes se pueda malinterpretar como episodios de islamofobia, por eso quiere un trato correcto y respetuoso. Tanto en puntos fronterizos, como en identificaciones en la vía pública, los agentes deben comprobar los sellos de entrada de los pasaportes, para conocer "si esa persona ha estado en países calientes, o en los países que tengan frontera con estos". Interior habla de Irak, Arabia Saudí, Jordania, Turquía, Siria y Líbano.

La Dirección de la Policía también quiere que se compruebe si los sospechosos que son interpelados "llevan altas sumas de dinero consigo, más de 1.000 euros. Puede tratarse de correos humanos". Los servicios de información españoles creen que Hayat Boumedienne, la pareja del terrorista Amedy Coulibaly responsable de la toma de rehenes en un supermercado judío, es enlace o correo del Estado Islámico. Estuvo en Madrid el día 2 de enero, desde donde voló a Turquía y pasó a Siria el día 8. Se da por hecho que Boumeddiene realiza la función de correo, para llevar dinero e instrucciones, por eso Interior pide que se tome muy en cuenta la cantidad de dinero que pueda llevar cualquier persona identificada.

Grupos argelinos

En su cuarta recomendación, se pide "especial atención con los individuos de nacionalidad argelina, son más conflictivos que los marroquíes, y se debem extremar las medidas de seguridad en sus identificaciones". Aunque ninguno de los 47 detenidos en España en 2014 en operaciones contra el terrorismo 'yihadista' tenía pasaporte argelino, Argelia ha sido tradicionalmente un foco 'yihadista' que ha extendido sus tentáculos a España. Entre 1995 y 2004 (hasta los atentados del 11-M), las grandes operaciones policiales en nuestro país se han hecho contra miembros del Grupo Islámico Armado (GIA) argelino, su sucesor el Grupo Salafista por la Predicación y el Combate (GSPC), y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). En la década que empieza en el año 2000, varios grupos argelinos planificaron atentados terroristas en Europa como continuación a la estrategia impulsada por Al Qaeda, señalan fuentes antiterroristas.

Argelia ha sido tradicionalmente un foco 'yihadista' que ha extendido sus tentáculos a España, señalan los expertos Los expertos también destacan que Soldados del Califato en Argelia o "Yund al Jilafa", que decapitó al rehén francés Pierre Hervé Gourdel en septiembre de 2014, ha abandonado las filas del AQMI y se ha pasado al Estado Islámico.

La Policía Nacional también deberá prestar "atención a las personas de origen árabe" que estén realizando grabaciones de vídeos en lugares no turísticos, en especial en infraestructuras críticas. Unas 200 de estas infraestructuras (puertos, aeropuertos, estaciones de transporte, centrales eléctricas y nucleares, algunas zonas comerciales...) tienen desde la semana pasada una protección especial. Toda persona que sea detectada haciendo estas grabaciones "debe ser identificada".

Cuando se localice a individuos de origen árabe en un vehículo consultando un ordenador portátil, también deben ser identificados. Este hecho debe ser comunicado inmediatamente a las Brigadas Provinciales de Información. Si se procede a cacheos personales o registros de vehículos, los agentes deben comprobar si hay precursores utilizados para elaborar 'TATP', el peróxido de acetona, un explosivo que puede fabricarse con productos de uso doméstico. Sus componentes son el ácido sulfúrico (presente en baterías de coches), el peróxido de hidrógeno (presente en el agua oxigenada), la acetona (en quitaesmaltes) y un catalizador ácido (por ejemplo en zumos de limón).