El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Logroño Vicente Urquía ha criticado este lunes el "papel mojado" que supone, a su juicio, la futura Ley de Capitalidad, porque "no compromete ni más ni mejor financiación" para la capital riojana. A ello ha sumado su tramitación "aprisa y corriendo al final de la Legislatura, cuando debería tener consenso".

En rueda de prensa, Urquía ha señalado que esta Ley, anunciada la pasada semana por el presidente riojano Pedro Sanz y la alcaldesa Cuca Gamarra, "debería ser un reconocimiento de la capital, compensándola por ser la sede principal del Gobierno y por dar servicios, con un plus de capitalidad".

"Debería suponer este plus una mejor financiación para poder dar mejores servicios a los ciudadanos", ha apuntado el edil del PSOE, quien ha señalado que "desde el año 2010, último completo de mandato socialista en Logroño, y hasta 2013, se han reducido en 1,5 millones las transferencias de la comunidad al Ayuntamiento", en concreto, de 5,86 a 4,39 millones.

En cuanto al convenio de capitalidad, que se comenzó a firmar en 2003, se ha reducido un 15 por ciento con respecto al año 2010, con una cifra en 2014 de 2,6 millones, "lo mismo que se prevé para este año 2015". "Bajan las subvenciones, las transferencias de capital y el convenio de capitalidad. Se ha ido a peor de manera permanente", ha afirmado.

Por contra, Urquía ha destacado que "por parte del Ayuntamiento, se está recaudando más, más de un millón en concreto, por el canon de saneamiento, es decir, que los logroñeses tienen un comportamiento positivo, dan más, pero reciben manos por parte de la comunidad".

A ello ha sumado el concejal socialista que, en cuanto a los fondos que se destinan a cooperación local, "Logroño recibe solamente el 13 por ciento", cuando sustenta, como ha recordado, más de la mitad de la población de la región, "es una cantidad muy escasa".

"TUTELAJE".

Urquía se ha referido a varios artículos de la Ley, en la que "en principio, no dice nada nuevo, no hay ningún compromiso de más ni mejor financiación, la Ley es papel mojado, no aporta ni un solo euro a más financiación para los servicios municipales".

Especialmente serio es, a su juicio, que "queda al albur del Gobierno regional de turno" la cantidad que se destina a la capitalidad, "por lo que podría dar lo que le dé la gana, según el Ayuntamiento se porte bien o mal", a lo que ha sumado que "el convenio podría ser sin ninguna condición o podrían ponerle, según el momento, criterios para la justificación del gasto".

En definitiva, para Urquía, en la Ley "no hay más dinero; y no hay criterios para fijar una cantidad como ocurre en Aragón, que tienen el porcentaje de población". "Las leyes tienen que ser garantistas y dar derechos, y este texto no aporta nada, ni derechos ni dinero. Al revés, deja la posibilidad de tutelar según el Ayuntamiento se porte bien o mal", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.