La nueva red de calefacción del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) supondrá un ahorro del 30 por ciento en la factura energética y fomentará el consumo de biomasa autóctona en sustitución del combustible fósil lo que redundará asimismo en el cuidado del medio ambiente por la reducción de emisiones de CO2.

Así lo han destacado los consejeros de Fomento y Medio Ambiente y de Agricultura y Ganadería, Antonio Silván y Silvia Clemente, respectivamente, durante la visita a la caldera de biomasa que dará servicio a los seis edificios ubicados en la finca de Zamadueñas con una extensión total de 10.000 metros cuadrados.

Con una potencia térmica de 1.000 KW y una única caldera de biomasa con tecnología de parrilla móvil, este nuevo sistema de calefacción usa astilla de origen forestal que se almacena en un silo enterrado de 144 metros cúbicos desde el que se trasiega la biomasa a la caldera.

Además, la instalación cuenta con depósitos de acumulación inercial con una capacidad total de 24.000 litros, "lo que permite un funcionamiento más eficiente de la caldera así como el aseguramiento de la cobertura de posibles puntas de demanda" en un centro en el que desarrollan su actividad 230 trabajadores de la Dirección General de Producción Agrupecuaria y del Instituto Tecnológico Agraria.

La nueva calefacción de biomasa del Itacyl, en el que se han invertido 529.990 euros, forma parte del Programa de ahorro y eficiencia energética de la Consejería de Fomento que cuenta con un proyecto de 58 millones de euros financiados en su mayor parte por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) que prevé la redacción este mismo año del proyecto de la red de calor de la Feria de Valladolid mientras que la red de calor del Campus Universitario de la Yutera, en Palencia, está en fase de estudios, según ha informado Silván.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.