La ciudad de Teruel ha celebrado la vigésimo cuarta edición de la tradicional carrera de San Silvestre, con la que miles de personas en todo el país despiden el año. Los turolenses han terminado 2014 con un recorrido de 3.600 metros.

El ayuntamiento de la capital, a través del Servicio Municipal de Deportes, preparó de nuevo esta tradicional cita que cada año ha ido sumando más adeptos.

Desde que se adelantó la hora de salida a las siete de la tarde, el número de inscritos se ha ido superando; de hecho, "desde hace tres año, son casi cien más por año los que se apuntan a esta carrera", ha informado el concejal de deportes, Javier Domingo, que ha añadido que "este año esperamos volver a superarnos".

Además, como no era una prueba competitiva, muchas familias se han sumado al pelotón de la San Silvestre, mucho antes del inicio de la carrera. Es habitual ver a familias enteras, grandes y pequeños participando, gente disfrazada.

Por ello, entre los premios que este miércoles se han repartido destacan los concedidos por llevar los mejores disfraces, así como para la familia más numerosa, además de los ganadores masculino y femenina.

El recorrido se estructura en dos vueltas a un tramo que empieza y termina en el Servicio Municipal de Deportes. El año pasado más de 700 corredores despidieron el año corriendo la San Silvestre de Teruel.

Consulta aquí más noticias de Teruel.