La Policía Nacional ha culminado una operación contra el tráfico de estupefacientes en la barriada sevillana de las Tres Mil Viviendas que se ha saldado con la detención de tres personas que conformaban un clan familiar dedicado, presuntamente, a la venta de drogas en Sevilla capital y en municipios cercanos.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, la investigación se inició a causa de las "tareas preventivas y de represión del tráfico de drogas" que realizan los agentes en zonas "sensibles" a este tipo de actividades.

Asimismo, ha explicado que la cúpula de esta supuesta "organización criminal", constituida por un matrimonio, controlaba la cadena de distribución de las sustancias ilegales, concretamente marihuana y hachís, desde su adquisición al gran traficante hasta el consumidor final, y contrataba a terceras personas para ocultar la droga en pisos francos.

De esta forma, la pareja habría tejido una "red de relaciones" que les permitía controlar el sistema de distribución de la droga "de principio a fin", lo que habría supuesto un incremento considerable de sus ganancias "al eliminar del proceso a los intermediarios".

Además, conseguían "grandes partidas de marihuana y hachís de traficantes de gran escala" y las ocultaban en "lugares seguros" para, posteriormente, "distribuirlas a pequeños traficantes o venderlas en puntos de venta propios", ubicados tanto en Sevilla como en municipios limítrofes, valiéndose, en ocasiones, de terceros "de confianza" a quienes contrataban como "guardadores" de la droga.

La Policía ha destacado que las personas que cumplían la función de ocultar la droga podían ser familiares o no, "que gozaban de la confianza de los líderes de la organización" y que, en cualquier caso, o carecían de antecedentes o no estaban relacionados con el tráfico de drogas, "para dificultar así la investigación policial".

Así las cosas, una vez determinada la participación y el papel que desempeñaban los miembros de la organización, se puso en marcha un dispositivo policial que culminó con la detención de tres personas —entre ellos el matrimonio que componía la cúpula de la organización— y la práctica de tres registros domiciliarios donde se incautaron 560 gramos de hachís, 28 gramos de marihuana, 400 gramos de sustancias de corte, armas blancas y dinero.

Por su parte, los detenidos, que ya contaban con antecedentes policiales previos, han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, si bien la investigación continúa abierta a la espera de nuevas detenciones en relación a la actividad ilícita llevada a cabo por esta organización.

200

Gramos de cocaína y 50

Gramos de heroína

De la misma manera, y como consecuencia de la labor preventiva que realiza la Policía contra la venta y el consumo de sustancias estupefacientes en la barriada de las Tres Mil Viviendas, los agentes ha localizado un vehículo cuyos ocupantes habían sido igualmente investigados por presuntos delitos relacionados con el narcotráfico.

Ante la posibilidad de que pudieran estar transportando alguna sustancia ilegal, los agentes pusieron en marcha "un seguimiento discreto" del vehículo que les permitió comprar que los investigados "tomaban ciertas medidas de seguridad para asegurarse que nadie les siguiera".

La Policía aprovechó que el vehículo tomó la autovía con destino a Córdoba para coordinar un dispositivo junto con agentes de la capital cordobesa e interceptar, así, a sus tres ocupantes en la entrada de la ciudad.

Tras el registro del vehículo, los agentes se incautaron de 200 gramos de cocaína y 50 gramos de heroína que llevaban oculta en su interior y detuvieron a estas personas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.