La estación de esquí de Cerler (Huesca), del Grupo Aramón, no ha podido abrir sus puertas este lunes, 29 de diciembre, debido a las fuertes rachas de viento.

En concreto, el fuerte viento ha impedido la apertura de remontes, además, en el acceso a la estación por Ampriu es obligatorio el uso de cadenas para circular, según ha informado Aramón en una nota de prensa.

Asimismo, las instalaciones de Formigal-Panticosa permanecen abiertas, con 25 kilómetros esquiables, ocho remontes y 19 pistas habilitadas, aunque también se espera que a lo largo de la jornada haya rachas de viento, que pasarán de moderadas a fuertes.

Las estaciones turolenses del Grupo, Javalambre y Valderinares, han podido abrir también sus puertas este lunes, con un total de 15 kilómetros esquiables.

Por otra parte, Candanchú cuenta con 18,5 kilómetros y Astún con 17,5 kilómetros esquiables.

Consulta aquí más noticias de Huesca.