El Rey saluda a Rubalcaba en un acto celebrado este miércoles
El Rey saluda a Rubalcaba en un acto celebrado este miércoles (MANUEL H. DE ).LEÓN / EFE MANUEL H. DE LEÓN / EFE
A pesar de que desde la Casa Real se pidió que no se utilizaran las palabras del monarca sobre la resolución del conflicto en Irlanda del Norte -dijo que valía la pena intentar buscar la paz- para la cotidiana trifulca política sobre el proceso de paz, todos han opinado al respecto; desde el Partido Socialista, su portavoz Diego López Garrido señaló que las palabras del Rey "coinciden con los sentimientos del pueblo español" en sentido de que "todo paso para el fin de la violencia, para el fin del terrorismo, es un buen paso".

Apoyo socialista y silencio o críticas desde el PP

Desde el Partido Popular la consigna ha sido no comentar lo dicho por el Rey: Mariano Rajoy rehusó contestar, el portavoz adjunto Vicente Martínez Pujalte comentó que del jefe del Estado "no se habla" y el secretario general, Ángel Acebes, dijo que el PP "nunca comenta los `off the record´ del Rey".

El Rey podía haber hablado de la situación de De Juana o de la presencia de ETA en los Ayuntamientos

No obstante, otro de sus portavoces, Pío García Escudero, sí se cogió a parte de las palabras del monarca: tras señalar el "profundo respeto" que siente su partido hacia la figura del Rey, sí destacó la frase en la que se señalaban las diferencias entre la situación vasca y la irlandesa; mucho más lejos fue el diputado popular Alejandro Ballestero, que criticó al monarca -a título personal y separándose de su partido, según indicó- porque "podía haber hablado de la situación de De Juana o de la presencia de ETA en los Ayuntamientos".

Quien también habló fue Francisco José Alcaraz, presidente de la AVT, que aseguró que si el Rey "hubiese sabido las reacciones que se iban a producir a raíz de su comentario, no las habría hecho"; yendo aún más lejos se mostró convencido de que la Casa Real tendrá "mucho cuidado" en el futuro a la hora de hacer declaraciones similares "para que no sean utilizadas de forma intencionada".

IU y los nacionalistas, con el Rey

No han sido tan críticos con Don Juan Carlos desde Izquierda Unida, que por boca de su coordinador general, Gaspar Llamazares, han destacado las palabras del monarca como palabras "de sentido común y de sentido de Estado".

Somos el último conflicto que queda por resolver en Europa

También han secundado las palabras del Rey desde los principales partidos nacionalistas: el lehendakari Ibarretxe comentó que la paz es algo "que hay que intentar con todas nuestras fuerzas, que somos el último conflicto que queda por resolver en Europa".

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida dijo que el Rey tiene "el derecho y el deber" de valorar lo que considere opoeruno y de "mostrar su anhelo para que algún día podamos acabar aquí con el terrorismo de ETA", aunque pidió que no se utilizaran las palabras del monarca; por su parte, Francisco Rodríguez, diputado del Bloque Nacionalista Galego, agradeció las palabras "sensatas y correctas" del Rey, que considera un "aval" a la política del diálogo.