Miguel Sebastián, el candidato socialista a la alcaldía de Madrid, irrumpió en la escena política de la mano del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que le bautizó como "el nuevo político para los nuevos tiempos" y "el mejor" para traer a Madrid "orden, calidad de vida y cercanía con los ciudadanos".

Amigo personal de José Luis Rodríguez Zapatero, ocupó los titulares al ser elegido candidato

Nombrado director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno en 2003, fue el encargado de elaborar el Plan Económico con el que el PSOE se presentó y ganó las elecciones; es profesor titular de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid y uno de los macroeconomistas más prestigiosos de España.

Amigo personal de José Luis Rodríguez Zapatero, ocupó los titulares después de que uno de los pesos pesados del partido, el recién dimitido ministro de Defensa José Bono, rechazara competir por la Alcaldía de Madrid, ni aún después de que se lo pidiera el presidente.

Larga carrera económica

Sebastián se lanzó de lleno entonces y por amistad, a la vida pública, llevando como tarjeta de presentación una sólida y larga carrera económica.

Trabajó con Carlos Solchaga en el Ministerio de Hacienda y en el Servicio de Estudios del Banco de España y fue responsable del servicio de estudios del BBVA de finales de 1999 a enero de 2003, un cargo desde el que no dudó en criticar tanto al entonces super-ministro económico, Rodrigo Rato, como la política económica del PP en general.

Después se convirtió en asesor económico del presidente y en eterno aspirante a cargos de importancia

Después se convirtió en asesor económico del presidente y en eterno aspirante a cargos de importancia.

Pero finalmente decidió, según él, a petición propia, defender a un partido al que no está afiliado para las municipales de Madrid.

InterMoney

Fue director general de InterMoney y también ha formado parte de destacadas organizaciones como la ICCBE ((International Conference of Commercial Bank Economists), y la Asociación Española de Economía y Finanzas Internacionales (AEEFI).

Poco antes del inicio de la campaña se ha visto implicado en una fuerte polémica por su antigua labor en la oficina del presidente.

Hoy, a punto de cumplir cincuenta años, guarda en su haber uno de los premios "Secante" de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), correspondiente al año 2004, por su escasa colaboración con la prensa.