«Aquí, aquí, aquí no hay quien folle», canta en la televisión un grupo de humoristas vascos. El célebre sketch se hace eco de un mito urbano muy extendido entre la juventud vasca. En Euskadi el sexo es más infrecuente que en el resto del Estado. ¿Un falso mito? No del todo.

Un estudio del Instituto Nacional de Estadística demuestra que el País Vasco está a la cola en cuanto a la práctica del sexo. Sólo un 18% de los vascos de entre 18 y 49 años de edad han tenido más de una pareja sexual en los últimos 12 meses.

La media española se eleva al 22,3%. Sólo La Rioja está debajo del País Vasco en este ranking. Alguno verá el paraíso en Canarias, donde un 29% de sus habitantes ha tenido más de una pareja sexual en el último de año. ¿Y esto por qué? «Es fruto del clima, pero también de la educación judeocristiana, muy arraigada en Euskadi», señala la sexóloga Amaia Bakaikoa.

Porque no sólo la frecuencia es menor aquí. Antes de cumplir los 18 años, solamente un 29% de los vascos ya ha tenido su primera relación sexual. Esta proporción se eleva al 40% en el conjunto del Estado.

La sexóloga tiene claro que la tradición vasca es represora en este tema. Algo que a su vez, «trae mayores desviaciones sexuales», afirma Bakaikoa. Un último dato: Un 31% de hombres vascos ha hecho uso de la prostitución alguna vez en su vida. La media española es del 27%.

Bueno, aunque raro es hallar a alguien virgen. El 93,74% de los vascos de 18 a 49 años han tenido al menos una relación sexual en su vida.

Ellas aún son menos libres

El 7,7% de las mujeres y el 20,9% de los hombres en Euskadi han tenido parejas ocasionales en el último año. Las cifras reflejan un comportamiento femenino mucho más casto que el masculino. Pregunta del millón: ¿Es por falta de libertad o por falta de deseo? «Por ambas. Socialmente la mujer está mucho más reprimida. Aunque también el deseo sexual del hombre es mucho mayor por naturaleza», resuelve la sexóloga. «Además, los anuncios, carteles... sólo reclaman el deseo masculino».