La cara oculta de los policías en España ya está en la calle. «Es un libro nada teórico y sí humano, un retrato bastante contundente e inédito», así lo define Manuel del Álamo, uno de sus tres autores.

 

¿Para quién ha escrito?

Para todos los policías, los responsables políticos y los mandos de la Guardia Civil.

¿Sobre qué reflexionan?

Es algo obvio, los policías son trabajadores sometidos a riesgos psicosociales y laborales específicos. Hay que detectarlos y prevenirlos.

¿Qué pasa en el cuerpo?

En el caso de la Guardia Civil, la jerarquía y militarización es hoy un factor de riesgo. Eso no ha evolucionado desde el siglo xix. Decir «mi teniente» es posesivo.

¿Qué es lo que más sufre un guardia civil?

Que realiza un trabajo policial, pero su código disciplinario es militar. Esto causa muchos problemas psicológicos. También, mucho dolor, derroche de personal y de dinero público.

¿Un dato alarmante?

En la última década en la Guardia Civil ha habido 17.000 bajas psicológicas y 4.000 prejubilaciones anticipadas por este motivo.

¿Y en Andalucía?

Sólo en la provincia de Cádiz, con 2.000 guardias civiles, hay más bajas psicológicas que en el País Vasco, con 6.000.

¿Tiene cifras de suicidios?

Cada diez días un guardia lo ha intentado o consumado.

¿Qué reclama en su libro?

Que mandos y Administración se enfrenten a la realidad para buscar soluciones.

¿Qué hace falta?

Medios, prevención y participación. La Guardia Civil sería mejor y más efectiva si se modernizara.

BIO

Hijo de guardia civil, nació hace 50 años en el cuartel de Alcaraz (Albacete). Es periodista e historiador.