Pide mediación. La presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, María Eugenia Alegret, propuso que la ley permita la mediación en los casos de violencia doméstica para contribuir a descongestionar esos juzgados, que en 2006 recibieron un 24% más de denuncias por malos tratos que en 2005.

Así, propuso que se permita mediar en casos  puntuales o en «situaciones de crisis de pareja».

Alegret achacó la sobrecarga que soportan los juzgados catalanes a la falta de  medios y de personal, que «ha  ido de mal en peor», a lo largo de 2006, especialmente en el último semestre.