La Consejería de Salud pretende desarrollar un sistema de telemedicina destinado a los presos con el objetivo de que puedan consultar on line con el especialista del hospital. La consejera, María Jesús Montero, apostó por mejorar la custodia de los pacientes reclusos y reducir sus salidas a los centros sanitarios.