El Instituto Municipal del Taxi (IMT) celebrará el próximo miércoles 10 de diciembre su consejo rector en el que abordará distintos temas de relevancia para este sector en la ciudad. Así, está previsto que se lleve a aprobación la propuesta de nueva ordenanza municipal reguladora del servicio, con el propósito de actualizar y adaptar la normativa existente al Reglamento andaluz y teniendo presentes las sugerencias y observaciones aportadas por las asociaciones representativas de este sector, así como las de consumidores y usuarios.

Según ha informado este domingo el Ayuntamiento de Málaga a través de un comunicado, la ordenanza se estructura en siete títulos. El primero de ellos establece las normas generales, donde se destacan los principios en los que se fundamente la intervención municipal en el servicio de taxi y la concreción de las competencias municipales de ordenación y gestión.

El segundo está dedicado a las licencias. A partir de lo dispuesto en el Reglamento regional, se regulan las transmisiones de licencia poniendo el acento en la explotación directa de las licencias por sus titulares. Se regula, a su vez, el visado de las licencias, los supuestos de extinción y de suspensión y el contenido del Registro Municipal de licencias, entre otras cuestiones.

El Título III se destina a los vehículos afectos al servicio, donde destaca la regulación del número de plazas de los mismos, así como de sus elementos técnicos, tales como taxímetros, módulos, impresora, lectores de pago por medios electrónicos y las características que deben reunir. Se contempla, además, el establecimiento de medidas para promover la incorporación de combustibles y motores menos contaminantes.

Por su parte, en el Título IV se regulan los requisitos del personal encargado de prestar el servicio y se concretan los supuestos de excepción a la prestación del servicio por el titular de la licencia, en los que de forma tasada se permite la contratación de conductores. Se regulan los requisitos precisos para obtener el certificado municipal de aptitud para conducir taxi y se formulan las pautas para mejorar la cualificación profesional de los conductores.

En el quinto, se especifican los distintos aspectos relacionados con la prestación del servicio. Destaca la regulación ofrecida de los derechos y deberes de quienes prestan el servicio y sus usuarios, incluso en la concertación previa de servicios a través de sistemas de radiotelecomunicación u otros medios telemáticos, así como la extensión del taxi adaptado a personas con discapacidad.

En último lugar, los Títulos VI y VII regulan, respectivamente, el régimen tarifario y el de la inspección y sanciones, donde cabe subrayar la reducción de las sanciones en un 30 por ciento por pronto pago.

Una vez que se apruebe esta propuesta de ordenanza en el Consejo, pasará a Junta de Gobierno Local. También se analizarán las propuestas del IMT sobre los turnos de descanso en el sector del taxi y la formulada por los profesionales para una regulación horaria.

Coches de caballos

Asimismo, está previsto que se dé luz verde a la modificación de la ordenanza municipal reguladora del servicio de transportes en coches de caballos.

Durante su aplicación se ha considerado necesario introducir algunas reformas que aclaren diversos aspectos relacionados con las condiciones de revisión del vehículo, así como sus características, identificación y sustitución de los carruajes, así como los requisitos para obtener el permiso municipal de conductor y ampliar las posibilidades acerca de la uniformidad en el vestuario.

Consulta aquí más noticias de Málaga.