La Masella
Coma Oriola, al lado oeste de la estación de esquí de La Masella. WIKIPEDIA

Los alquileres se han seguido abaratando este año en España, pero no los de casas de montaña. El precio de alquiler de una vivienda de montaña se ha incrementado un 1,6% respecto al pasado año situándose en los 570 euros semanales. Hay brechas de hasta 775 euros entre las zonas más caras y las más baratas.

El precio junto a las pistas ha subido, pero es un 13% más barato que un hotelSegún el portal inmobiliario pisos.com, las estaciones de esquí españolas esperan superar los 5,1 millones de visitantes del año pasado. Los precios de alquiler semanal de los inmuebles situados junto a las pistas se han incrementado, aunque son un 13,11% más asequible que los hoteles.

No obstante, el precio de esta temporada es un 1,4% más reducido que en 2012, cuando la renta media por semana se situaba en los 578 euros. "La evolución de las rentas de alquiler de nieve está menos condicionada por el stock sin rentabilizar, algo que sí ha afectado a las viviendas turísticas situadas en zonas costeras", explica el director general de la web, Miguel Ángel Alemany.

El Pirineo de Lleida, que alberga puntos de referencia como Baqueira Beret o Boí Taüll, sigue siendo el enclave más caro para pasar unos días practicando esquí. Los inquilinos pagarán 1.105 euros por semana, un 10,5% más que en 2013. Se trata de la segunda subida más intensa de la temporada, dado que Cantabria, la cuna de Alto Campoo, ha registrado una subida del 11,1%, pasando de 450 a 500 euros por semana en un año. Hay otras tres provincias blancas que crecen frente al año pasado: Huesca (6,3%), Girona (4,5%) y Granada (0,8%).

Hay brechas de hasta 775 euros entre las zonas más caras y las más baratasLas siguientes áreas de montaña más caras en 2014 son Granada (605 euros/semana), donde a los amantes de los deportes blancos les espera Sierra Nevada, y Girona (575 euros/semana), provincia en la que se hallan estaciones como La Molina o Masella.

Los que tengan el presupuesto más ajustado deberán dirigirse este año a las pistas de Teruel, donde el alquiler semanal es de 330 euros, un 8,3% menos que la pasada temporada. También presentan precios atractivos Asturias (360 euros/semana), con las pistas de Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares, y Segovia (365 euros/semana), donde la nieve cubre la estación de La Pinilla.

Asturias es la zona donde más han caído los alquileres de invierno interanualmente: un -10%. Le seguiría Teruel (-8,3%) y La Rioja (-7%). Frente a hace dos años, son tres las provincias cerca de estaciones de montaña que superan el 15% de bajada. Se trata de Teruel (-15,6%), Asturias (-15,3%) y La Rioja (-15,1%). Por otro lado, Lleida y Cantabria son las dos únicas provincias donde el alquiler de este tipo de propiedades ha subido con respecto a 2012, un 27% y un 11,1%, respectivamente.

Un mercado más reducido y estable

Para el responsable del portal, el volumen de la oferta cercana a las pistas de esquí es más reducido que el de playa, lo que ha provocado que los precios de la misma concluyan su ajuste mucho antes. "El alquiler temporal de invierno siempre se ha movido en márgenes equilibrados porque se nutre de una demanda muy constante", justifica.

Alemany reconoce que el ahorro que proporciona esta alternativa frente a la estancia hotelera incide positivamente en el número de visitantes. Sin embargo, "el rendimiento que obtiene el propietario no se disparará, sino que se mantendrá estable, lo cual no significa que no sea una inversión excelente", explica.