Un hombre de 43 años ha fallecido este domingo tras sufrir una parada cardiorrespiratoria tras haber sido golpeado y lanzado al río Manzanares en una pelea entre ultras del cuatro equipos, Atlético de Madrid (Frente Atlético), Deportivo de La Coruña (Riazor Blues), Rayo Vallecano (Bukaneros) y Alcorcón (Alkor Hooligans) que se desarrolló este domingo en el entorno de Madrid Río, cerca del estadio Vicente Calderón, y en la que fueron atendidas otras 11 personas.

La reyerta se ha iniciado sobre las 9.00 horas, según han informado fuentes de Emergencias Madrid, en las calles de San Rufo, Virgen del Puerto y Paseo de la Ermita del Santo, entre otras.

La pelea, en la que participaron unas 200 personas, se inició cuando varios autobuses con aficionados del Deportivo se juntaron en los alrededores de Madrid Río con seguidores del Frente Atlético.

Un total de 21 personas fueron detenidas, según ha informado Policía Nacional en su cuenta de Twitter. Entre los detenidos se encuentran miembros de Frente Atlético, de Riazor Blues ('ultras' del Deportivo de la Coruña), de Alkor Hooligans ('ultras' del A.D. Alcorcón), y dos de Bukaneros ('ultras' del Rayo Vallecano).

Los 21 detenidos se encuentran en la sede de la Brigada Provincial de Información de Moratalaz, en Madrid, para prestar declaración y pasar a disposición judicial, previsiblemente, a partir del lunes. La Delegación del Gobierno ha precisado que seis de los 21 arrestados tienen antecedentes por lesiones, robos con violencia, daños y desórdenes públicos, amenazas y robos con fuerza.

Horas después, el grupo Bukaneros emitió un comunicado en el que negaba su implicación en los hechos: "Nos vemos obligados a afrontar una campaña de difamación y de criminalización lanzada por el Cuerpo Nacional de Policía en sus medios oficiales que nos implican y nos sitúan en el lugar de los hechos. Nuestra respuesta es clara y rotunda: Bukaneros no ha estado implicado en dichos sucesos, así como ninguno de sus miembros".

La víctima, ultra del Deportivo de La Coruña, fue atendida por sanitarios del Summa, que trataron de reanimarla de una parada cardiorespiratoria, y sufrió también hipotermia porque "le habían tirado al río", según las mismas fuentes.

Una vez extraído del agua por parte de la Unidad de Buceo de los Bomberos de Madrid, efectivos del Samur-Protección Civil comprobaron que el varón presentaba un traumatismo craneoencefálico, hipotermia, y estaba en parada cardiorrespiratoria. Tras varios minutos realizándole maniobras de reanimación consiguieron sacarle de la parada y lo trasladaron en estado crítico al Hospital Clínico San Carlos, donde sufrió otra parada cardíaca. Minutos antes de las tres de la tarde de este domingo, el centro hospitalario confirmó su muerte.

Por otra parte, el Samur ha atendido a otros 11 aficionados, uno de los cuales también estaba en el río. Hay tres heridos por arma blanca y otros tres con heridas inciso contusas en el cráneo, uno tiene trauma facial, tres más contusiones leves y una policía nacional una fractura en la falange de un dedo de la mano.

Además, la Policía Nacional va a revisar las grabaciones de las cámaras de seguridad de los distintos establecimientos que se ubican en la zona de Madrid Río donde se ha producido la reyerta entre ultras, han informado fuentes de la investigación.

Consulta aquí más noticias de Madrid.