Isabel Pantoja
Isabel Pantoja y Julián Muñoz en una imagen de archivo.

María Isabel Pantoja Martín nació el 2 de agosto de 1956 en Sevilla, cerca del barrio de Triana.

Su padre, Juan Pantoja, se dedicaba al espectáculo, y formó parte de Los Gaditanos, aquellos que popularizaron en los años 50 la canción Que bonita que es mi niña.

Su padre nunca quiso que Isabel Pantoja fuera artista

Nunca quiso que su hija Isabel, o Maribel, como la conocían en la familia, fuera artista.

Isabel Pantoja tiene tres hermanos: Bernardo, Juan y Agustín.

La familia pasó durante la infancia de la tonadillera grandes dificultades económicas.

Su madre, Ana Martín, vendía frutas y hortalizas en un mercado.

Con sólo siete años subió por primera vez a un escenario, en el sevillano teatro San Fernando. Años más tarde le llegaría su primera oportunidad en el mundo de la canción, en una colaboración en el primer disco de su primo 'Chiquetete'. Por entonces, su sueño era ser bailaora como su madre.

Posteriormente, un tablao de la localidad de Castilleja de la Cuesta, en Sevilla, la contrataría para que bailara. En El embrujo, que así se llamaba el local, cobraba 250 pesetas diarias.

Este tablao sería testigo de los primeros gorgoritos de la artista. También allí sería descubierta por su padrino artístico, Juan Solano. Y de ahí, a Madrid.

Primeras dificultades

Su salario se triplicó cuando comenzó a cantar

En la capital su vida en principio fue dura. Comenzó bailando en un tablao, El corral de la Morería, donde cobraba 500 pesetas diarías. Su salario se triplicó cuando comenzó a cantar.

Finalmente, lanzó su primer disco en 1974. Seis años más tarde, llegó un amor sonado.

Boda y estrellato

Máximo Valverde y el futbolista Pablo Blanco fueron dos de sus primeros amores, pero el flechazo rotundo llegó en Jerez de la Frontera, el día que se topó con el torero Francisco Rivera 'Paquirri'.

Su fama se multiplicó al protagonizar la boda del año cuando contrajo matrimonio con Paquirri.

Una gitana virgen que se casó con uno de los toreros de moda, ex marido de Carmen Ordónez y ex novio de Lolita.

Apenas 9 meses después nació Francisco José, Paquirrín, el primer y único hijo de la pareja.

Isabel Pantoja vio truncada su felicidad cuando, 7 meses después de que naciera su hijo, su marido muriera a causa de una cogida mortal en la plaza de toros de Pozoblanco (Córdoba).

La llamaron la "viuda de España", Isabel ha llegado a declarar que incluso pensó en el suicidio. Su hijo, un bebé de meses y su temperamento le dieron fuerzas para seguir adelante.

Vuelta a la vida

Tuvo que pasar un año, durante el que la tonadillera llevó un luto riguroso, antes de que volviera a cantar.

Isabel Pantoja le dedicó aquel disco Marinero de luces, uno de sus trabajos más triunfales, a su difunto marido.

A los 39 años, en 1995, Isabel inició los trámites para adoptar a su segunda hija, Isabelita, 12 años más pequeña de Francisco José.

13 años sin amor pero con amigas

En los 13 años que siguieron a la muerte de su marido a Isabel Pantoja no se le conoció un nuevo amor, la tonadillera vivía refugiada en su familia y amigos.

Durante ese tiempo destacaron dos de sus mejores amigas, la desaparecida periodista Encarna Sánchez y la cantante María del Monte, que fue madrina de su hija.

Y de nuevo, el amor

Con los 40 años le llegó de nuevo el momento al amor, en abril de 2001 Isabel Pantoja confirmó que llevaba más de un año de relación con Diego Gómez.

Un año más tarde se acababa esa historia, Isabel había conocido a otro hombre, el que era entonces alcalde de Marbella, Julián Muñoz.

Con él viviría un sonado romance trufado de polémica.

Se especuló con todo tipo de habladurías sobre ellos, y el grado de implicación de la tonadillera en los asuntos de gobierno de Marbella siempre planeó sobre la relación.

Especialmente cuando en julio de 2006 Julián Muñoz fue detenido. Hoy su novia pasará la noche en la prisión provincial de Málaga.