Los viales de la ciudad de Málaga presentan nueve puntos negros

Descienden por sexto año consecutivo los accidentes, aunque aumentan las víctimas mortales
Raúl López y Julio Andrade informe de siniestralidad vial 2013
Raúl López y Julio Andrade informe de siniestralidad vial 2013
EUROPA PRESS

La ciudad de Málaga presenta nueve puntos negros en cuanto a mayor concentración de accidentes de tráfico, uno menos que en 2012, según se desprende del balance en materia de seguridad vial relativo a 2013, dado a conocer este martes.

Así lo han informado en rueda de prensa los concejales de Seguridad y de Movilidad, Julio Andrade y Raúl López, respectivamente, quienes han presentado este informe de siniestralidad vial, elaborado por el Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local.

El cruce de las avenidas Velázquez, Moliére y Leo Delibes, el de la avenida Simón Bolívar con Valle-Inclán, la glorieta situada en la avenida Comandante García Morato —entrada al aeropuerto—, las plazas de la Marina, de Manuel Azaña, del General Torrijos, de Cruz de Humilladero y de la Solidaridad y el cruce de Ingeniero José María Garnica con el paseo marítimo Antonio Machado, son los considerados puntos negros de la ciudad.

Estos lugares han registrado entre 15 y 47 siniestros. El que menos ha sido la plaza de Cruz de Humilladero y el que más la de Manuel Azaña, según ha indicado López, quien ha precisado que los puntos de concentración de accidentes son aquellos en los que se recoge un número de siniestros superior en como mínimo un 50 por ciento al de la media.

En cada uno de estos nueve puntos el Área de Movilidad plantea y lleva a cabo una serie de intervenciones para potenciar la seguridad, tales como el repintado de marcas viales, la modificación de señalización vertical y el refuerzo de la existente.

Por otra parte, los ediles han destacado que continúa la tendencia descendente de la siniestralidad en la ciudad de Málaga y por sexto año consecutivo vuelve a bajar el número de accidentes. Pese a ello, el número de lesionados y fallecidos se ha visto incrementado.

En este periodo se han producido un total de 4.804 siniestros, 27 menos que en 2012, aunque 2.667 menos si se compara con 2007, que fue el año de mayor siniestralidad de la última década. Porcentualmente, la reducción es de un 35,69 por ciento.

Andrade ha valorado que se esté constatando una mayor concienciación de una parte importante de la población en las medidas que influyen de forma directa en la accidentalidad, como son el uso del casco y del cinturón de seguridad, la adecuación de la velocidad a las condiciones o a la señalización de la vía.

RADARES

Entre las medidas que favorecen y potencian la seguridad vial, han resaltado el aumento de barriadas habilitadas como zonas 30, la ubicación de elementos para moderar la velocidad en diversos puntos de la ciudad de Málaga y el funcionamiento de radares urbanos de control de la velocidad. Preguntado por éstos últimos, el concejal de Movilidad ha precisado que por el momento no está previsto instalar más.

En cuanto a las víctimas, la cifra de lesionados, 3.211, es similar a la de los últimos cinco años, pero se sitúa muy por debajo de los 4.235 de 2005, los 4.339 de 2006 o los 4.375 de 2007, en el que se dio un mayor número. Las cifras son similares en los últimos cuatro años: 3.321 en 2010, 3.187 en 2011 y 3.045 en 2012.

Del total, 3.108 resultaron heridos leves, 92 graves y 11 fallecidos, seis más que en 2012, cuando, con cinco muertes, se dio la cifra más baja de mortandad desde que los datos son tratados informáticamente.

Aun así, continúa confirmándose la tendencia a la baja con respecto al periodo de 2004, cuando se dio el índice más alto de los últimos 15 años, con 27 víctimas mortales.

De los 11 fallecidos del año pasado, 10 eran hombres y una mujer, que viajaba como pasajera en un ciclomotor. De los varones, seis eran conductores de motocicletas, tres peatones y uno conducía un turismo.

Respecto a los ciclistas, en 2013 se contabilizaron 307 accidentes, lo que supone un incremento del 19,14 por ciento respecto a 2012, paralelo al aumento de este tipo de usuarios. Por tercer año consecutivo, no ha habido que lamentar ninguna muerte, algo que sí ocurrió en 2010, con un fallecido.

CAUSAS

Conducir de forma distraída o con falta de atención a la vía y demás circunstancias del tráfico vuelve a ser la principal causa de accidentalidad en este periodo, con 964 siniestros, el 20,06 por ciento del total.

Mientras que el tipo de accidente más frecuente fue la colisión frontolateral, con 1.143 intervenciones —el 23,79 por ciento del total—, siendo el turismo, con gran diferencia, el tipo de vehículo que en mayor número de ocasiones se ha visto implicado.

A diferencia de años anteriores, los meses con mayor siniestralidad fueron octubre y noviembre, con 458 y 455 accidentes, respectivamente, y los de más baja accidentalidad, enero y diciembre, ambos con 331.

Con relación a la franja horaria donde se concentraron mayor número de accidentes, también varía con relación a años anteriores, siendo ésta de las 09.00 a las 22.00 horas, con una horquilla horaria cumbre desde las 11.00 a las 15.00 horas.

En el año 2013 se han instruido un total de 241 atestados por delitos detectados en accidentes de circulación, 27 menos que durante el año anterior y la cifra más baja de los tres últimos ejercicios.

Alcohol y exceso de velocidad

Sobre el número de accidentes en los que se ha detectado la presencia de alcohol o drogas en los conductores implicados en los mismos, se mantiene en cifras idénticas al año 2012, con 159, lo que supone el 3,3 por ciento del total.

Por su parte, los producidos por exceso de velocidad significan el 1,8 por ciento del volumen total de accidentes, la cifra más baja de los últimos cinco años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento