La multinacional estadounidense General Cable (antigua ECN) ha comunicado este jueves el cierre de la planta de Vitoria y, con ello, el despido de sus 150 trabajadores, según ha informado ELA.

En un comunicado, el sindicato ha denunciado que, con este cierre, se "mata una empresa viable y que no atraviesa problema económico alguno", por lo que considera que se trata de un "claro caso en el que quedan de manifiesto los privilegios que la reforma laboral concede a las empresas para aumentar sus beneficios a costa de los derechos y puestos de trabajo de todos nosotros".

Tras las primeras informaciones aportadas por la empresa, el sindicato ELA ha advertido de que no va a caer en el "chantaje" para asumir que desaparezca la planta de Vitoria y todos sus trabajadores queden en la calle.

ELA está convencido que a partir de ahora comenzará un proceso "duro, en el que la fuerza y determinación con la que actuemos marcará sin lugar a dudas el devenir de la situación". Por todo ello, el sindicato ha anunciado que activará todos los mecanismos a su alcance para lograr el mantenimiento de todos los puestos de trabajo existentes en la planta de Vitoria.

También ha exigido al Gobierno vasco que se posicione ante este hecho y que contribuya a mantener el empleo en la planta de ECN en Vitoria. "Estamos hartos de oír día sí y otro también su preocupación por el desempleo que azota a nuestra ciudad y País. Ahora tienen una oportunidad magnífica para demostrar que no son palabras huecas y vacías", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Álava.