La diputada foral de Acción Social de Bizkaia, Pilar Ardanza, que ha participado este jueves en el 'IX Simposio de Atención al Paciente Mayor' organizado por Igurco en Amorebieta, ha ensalzado la labor del personal sociosanitario "comprometido", porque es "la base de la coordinación interinstitucional".

El IX Simposio Igurco Orue de Atención al Paciente Mayor, que celebrará este viernes una segunda jornada, lleva por título "Coordinación en la atención sociosanitaria. Realidades que avanzan", y ha sido inaugurado, además de por Ardanza, por el viceconsejero de Salud del Gobierno vasco, Guilermo Viñegra, el viceconsejero de Políticas Sociales, Iñigo Pombo, la diputada foral de Acción Social de Bizkaia, Pilar Ardanza, el presidente de IMQ, Pedro Ensunza, y el director de Igurco (Grupo IMQ), Santiago Canales.

Este encuentro ha tenido como ejes centrales de debate la detección precoz de malos tratos físicos y económicos a los mayores, el código ético de los geriatras vascos y un documento de consenso sobre sujeciones mecánicas y farmacológicas de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

También se han abordado el futuro de la atención sociosanitaria y las estrategias existentes en este sector en Euskadi, prestando especial atención a los procesos de coordinación entre Salud y Servicios Sociales.

Durante su intervención, Pilar Ardanza ha ensalzado la coordinación sociosanitaria y ha puesto en valor la labor del personal comprometido, "casi siempre mujeres" que se coordinan. "Antes de un acuerdo sociosanitario de las instituciones estáis los y las profesionales, en vosotros y vosotras descansa la coordinación", ha reconocido.

SIMPOSIO

El simposio ha afrontado la visión de futuro de la atención sociosanitaria que proyecta José Augusto García Navarro, director general del Consorcio de Salud y Social de Cataluña, donde se abordan, entre otras, la valoración geriátrica antes del ingreso, la valoración geriátrica interdisciplinar al ingreso en la unidad que debe incluir valoración médica, nutricional, farmacológica, funcional, mental y social como mínimo, la existencia de un plan de cuidados al ingreso -revisado periódicamente- y la existencia de un plan de alta.

El IX simposio ha analizado los distintos modelos de unidades de recuperación funcional, con experiencias como las del hospital valenciano de La Rivera, del Hospital Gorliz y de los centros sociosanitarios de Igurco (Grupo IMQ).

También ha tratado sobre la ética en los cuidados, con la presentación de un instrumento de detección precoz de malos tratos físicos y económicos, el código ético de Zahartzaroa para la mejora de la atención sociosanitaria en centros y la presentación de un documento de consenso sobre sujeciones mecánicas y farmacológicas, desarrollado por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

La nutrición y la enfermedad en el entorno sociosanitario ha sido otro de los ejes centrales del simposio. Entre sus contenidos se encuentran la valoración, diagnóstico y tratamiento de la malnutrición en las residencias; la elaboración de dietas en centros geriátricos, y la situación actual en lo relativo a la intervención nutricional y la Administración sanitaria.

Jornada del viernes

Este viernes, el simposio analizará los avances en la coordinación sociosanitaria, con la exposición del protocolo de atención sociosanitaria en Comarca Uribe, la introducción de Osabide Global en las residencias de personas mayores y un instrumento común de valoración sociosanitaria.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, José Antonio López Trigo, abordará la relación entre investigación, envejecimiento y atención sociosanitaria.

Las estrategias para mejorar la atención sociosanitaria en Euskadi protagonizan la conferencia de clausura, pronunciada por Lourdes Zurbanobeaskoetxea, del servicio de Valoración y Orientación de la Diputación Foral de Bizkaia y coordinadora Sociosanitaria del departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.