El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga acogerá este viernes la junta de acreedores de la promotora Aifos, que lleva en concurso desde hace cinco años. Desde julio de 2009, la empresa, con un pasivo de unos 1.000 millones de euros, ha ido creciendo en número de reclamantes, hasta llegar a 6.000 personas con créditos por satisfacer, según han informado fuentes judiciales.

Así, la fase de convenio se cierra con la celebración de esta junta, órgano de deliberación en el que se reúnen los acreedores con la finalidad de aprobar o rechazar las propuestas de convenio presentadas, en este caso, sólo la de propia Aifos, ya que la presentada por un grupo de compradores de pisos no fue admitida por el juzgado al no tener suficientes adhesiones.

La propuesta de convenio presentada por la empresa contempla que los créditos ordinarios se satisfarán en el 50 por ciento de su importe, y se hará el 40 por ciento al finalizar el noveno año y el 60 por ciento al terminar el décimo. También se incluye calendario de pagos para los acreedores con privilegio especial, general y preferentes.

La junta será presidida por el titular del juzgado, Antonio Bujalance. Para poder constituirse válidamente y celebrarse es necesario que asistan acreedores que sumen al menos el 50 por ciento de los créditos ordinarios del concurso, según consta en el folleto informativo elaborado en su día por la administración concursal, consultado por Europa Press.

El desarrollo de esta junta supone "un reto sin precedentes en la jurisdicción especializada mercantil a nivel nacional, ya que el pasivo ordinario del concurso, además de ser muy cuantioso, se encuentra fragmentado entre numerosos acreedores", según han señalado desde el juzgado, que es "consciente de la cantidad de afectados que tiene este concurso".

Así, solicitaron, a través de una nota de servicio elaborada sobre la organización, que solamente acudiera a la junta los acreedores reconocidos en los textos definitivos; y que si están representados por abogado y procurador, sean éstos quienes asistan, pese a que, añadieron, "les asiste todo el derecho a acudir en persona".

La Junta comenzará a constituirse a partir de las 10.00 horas en la sala de vistas en la que se celebró el juicio del caso 'Malaya', en el que el dueño de Aifos, Jesús Ruiz Casado, fue condenado —la sentencia no es firme—. Inicialmente se elaborará una lista de acreedores y luego éstos podrán pedir aclaraciones sobre el informe de la administración concursal y la propuesta de convenio.

Tras esto, se abrirá la sesión y la deliberación. Finalmente, se votará. El abogado que representa a un grupo de pequeños acreedores, sobre todo compradores de pisos, Carlos Comitre, ha insistido, en declaraciones a Europa Press, en que "no se dan las condiciones para que se tome una solución justa" y ha reiterado que la propuesta de la empresa no les gusta.

Esto lo ha argumentado en que el convenio "tiene una quita injusta y una espera irrazonable". Asimismo, entre los pequeños acreedores hay "desconfianza" sobre la empresa y también respecto al supuesto interés en Aifos por parte de un empresario, según informaciones.

Plan de viabilidad

La empresa presentó un plan de viabilidad con el que "cumplir con la propuesta de convenio". Así, se señalaba que tras casi cinco años de concurso, con los acuerdos alcanzados y la ratificación de sentencias ganadas, "Aifos dispone de activos libres de carga con los que puede generar ingresos por 179 millones de euros para abonar el 82 por ciento de los pagos previstos".

En ese informe se señala que la generación de ingresos se basaba en las negociaciones que la empresa "está manteniendo con las entidades financieras para mediante una quita de los créditos privilegiados liberar activos", apuntando que ya se habían llegado a acuerdos "que representan un volumen significativo de viviendas a desarrollar para que colaboren liberando créditos".

Asimismo, se indicaba que había seis líneas que "permitirán generar los 233 millones de euros que se prevén obtener en los próximos 10 años", como es la venta de producto terminado libre de carga, por la gestión de promociones propias y de terceros, así como de inmuebles, a través de los deudores de Aifos y por las recuperaciones judiciales netas.

Se apuntaba, además, que Aifos dispone de promociones con obra en curso y suelos urbanos y por desarrollar "por un valor, a julio de 2013, de casi 83 millones de euros", añadiendo que sobre estos activos la empresa "va a realizar la promoción y gestión de nuevas viviendas, bien vía cooperativas de propietarios, bien con socios financieros". "El flujo que se generará será de casi 30 millones en 10 años", señalaban.

Consulta aquí más noticias de Málaga.