El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, se ha referido a la rescisión por parte del Ejecutivo de varios contratos con la empresa Cofely, relacionada con la 'Operación Púnica', aclarando que se han dado por finalizados porque la entidad "no funcionaba bien" en la prestación de los servicios contratados.

A preguntas de los medios, Echániz ha indicado que "cuando se contratan cosas que no están funcionando bien, la administración tiene la obligación de revisar esos contratos", y así se hizo hace un mes porque en los centros donde prestaban servicios las labores no se realizaban "bien".

Este mismo jueves el PSOE de la región ha avanzado que va a registrar en las Cortes regionales una solicitud de información al Gobierno sobre los contratos que estableció con Cofely, así como comparecencias para que el propio Echániz y la consejera de Fomento, Marta García de la Calzada, hablen sobre ellos.

Consulta aquí más noticias de Toledo.