La Policía de Israel ha matado este jueves a tiros a un palestino al que perseguía por su supuesta implicación en el intento de asesinato del rabino Yehuda Glick, destacado activista ultranacionalista herido de gravedad este miércoles por la noche por los disparos de un hombre que luego huyó en una motocicleta en Jerusalén Oeste.

"Anoche se inició una operación policial en busca del sospechoso en varios barrios de la ciudad. En el de Abu Tor rodeamos una vivienda donde sospechábamos que se encontraba el individuo, que disparó desde el inmueble y nuestras fuerzas le dispararon y mataron", ha explicado el portavoz de la Policía israelí, Miki Rosenfeld.

Rosenfeld añadió que un importante número de efectivos de seguridad han sido desplegados en distintos puntos de la ciudad, con especial énfasis en la ciudadela antigua de Jerusalén, donde se ha prohibido la visita a la Explanada de las Mezquitas, tanto para judíos como para musulmanes o turistas.

El sospechoso muerto fue identificado por fuentes palestinas como Mutanaz Hijazi, de 32 años, y, según la radio pública israelí, había cumplido diez años de prisión por delitos relacionados con la seguridad.

Nadie ha reivindicado el atentado

De momento, ninguna organización armada ha asumido la autoría del intento de asesinato del rabino, quien aboga por levantar un Tercer Templo en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén.

Glick, de nacionalidad estadounidense, recibió tres tiros a la salida del centro Menachen Begin tras dar una conferencia sobre el Monte del Templo, donde los judíos creen que estuvo el santuario destruido hace 2.000 años por el emperador Tito y donde ahora se levanta la mezquita de Al Aqsa, tercer lugar más sagrado del islam.

Un hombre se acercó a Glick y le descerrajó tres tiros en la cabeza a escasa distanciaSegún pudo comprobar Efe, sobre las 22.30 horas local (20.30 GMT) llegaron a la zona varias ambulancias y coches de Policía, que acordonaron el recinto e iniciaron las pertinentes pesquisas para dilucidar si se trata de un crimen político.

Testigos citados por la página web Walla explicaron que un hombre se acercó a Glick al término de la conferencia, le pidió que se identificara y le descerrajó tres tiros a escasa distancia. La víctima, de 50 años, fue trasladada al centro médico Shaare Zadek, de Jerusalén, donde ingresó grave. Medios locales informaron de que se debate entre la vida y la muerte.

Glick es uno de los activistas más radicales en favor del cambio de estatus quo en la explanada de las Mezquitas, y suele organizar las polémicas visitas de judíos a este lugar sagrado.

disparó desde el inmueble y nuestras fuerzas le dispararon y mataron", ha explicado el portavoz de la Policía israelí,