La CHE garantiza la seguridad de la ladera derecha del pantano de Yesa pese al "derrumbe" de este martes

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha informado este miércoles de que se mantienen las garantías de seguridad y la estabilidad del global de la ladera derecha del embalse de Yesa, donde los movimientos, como se ha comunicado públicamente en junio, continúan siendo imperceptibles para los aparatos de medición. Este martes se ha producido un "derrumbe" que no guarda relación con el deslizamiento de 2012 y se ha localizado en otro lugar.
El presidente de la CHE, Xavier de Pedro.
El presidente de la CHE, Xavier de Pedro.
EUROPA PRESS

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha informado este miércoles de que se mantienen las garantías de seguridad y la estabilidad del global de la ladera derecha del embalse de Yesa, donde los movimientos, como se ha comunicado públicamente en junio, continúan siendo imperceptibles para los aparatos de medición. Este martes se ha producido un "derrumbe" que no guarda relación con el deslizamiento de 2012 y se ha localizado en otro lugar.

El organismo de cuenca ha señalado, en una nota, que "en nada compromete la seguridad de la obra, ni la estabilidad de la presa de Yesa, la situación generada en otra zona de la ladera, no relacionada con el área de deslizamiento".

En esa área se ha producido un derrumbe de un talud, una afección local y superficial en el terreno de un volumen aproximado de 30.000 metros cúbicos y que, han reiterado, "no afecta a la seguridad de la obra, de la presa o a la estabilidad de la ladera derecha. En esta zona la Confederación realizará una acción de saneo y excavación".

Por otro lado, la Confederación ha recordado que los movimientos locales y superficiales que se producen y se pueden producir en el futuro, en los límites del área de deslizamiento donde se realizó la obra de emergencia para su estabilización, "tampoco comprometen la estabilidad de la ladera".

Desde la Confederación, cuando se hicieron públicos los últimos datos del movimiento ya estabilizado, el pasado mes de junio, se explicó que "la situación actual de paralización del movimiento global de la ladera no impide que puedan existir en un futuro movimientos locales puntuales relacionados con el proceso de vaciado del embalse en las zonas de perímetro del mismo, o en la propia ladera como consecuencia de efectos de la lluvia, pero esos movimientos no afectarían a las condiciones de seguridad de la ladera".

"tratamiento especial"

El director técnico de la CHE, Raimundo Lafuente, ha señalado que este "derrumbe" está "mucho más abajo" de la zona que sufrió un deslizamiento hace años, resaltando que está "desconectado" el uno respecto del otro.

Ha explicado que el organismo de cuenca trabaja con dos procedimientos, en uno con coeficientes de seguridad "superiores" para evitar nuevos deslizamientos, y otros "más pequeños", que se aplican al derrumbe de este martes, al que se dará un "tratamiento especial".

La CHE ha sellado la zona agrietada este miércoles para evitar la entrada de agua y después se limpiará la zona para retirar el material, porque "no podemos cimentar la presa encima del material movido", y se rellenará con materiales de la presa.

En opinión de Lafuente este es "un incidente de obra que no tiene mayor trascendencia", aunque "nos puede retrasar un poco la construcción en esa zona", insistiendo en que "hay seguridad en la ladera derecha".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento