Chabarou, tras el suicidio de Leganés: "Dije que Dios fuese clemente con los muertos porque pensé que fue un accidente"

  • Chabarou está preso en Bélgica por su colaboración con el Grupo Islámico Combatiente Marroquí.
  • Testifica por sus conversaciones telefónicas con el procesado como presunto cerebro de los atentados Rabei Osman el Sayed el Egipcio.
  • Cuando el Egipcio le dijo al testigo que habían muerto una serie de compatriotas suyos —suicidas de Leganés—, Chabarou contestó: "Que Dios sea clemente con estos muertos", y ha matizado "pensaba que habían muerto en un accidente".  
  • Chubarou ha asegurado que "tras el 11-M, el Egipcio dijo que tenía muchas cosas que contarle, pero me detuvieron antes".
  • Sigue el juicio del 11-M en el especial de 20minutos.es

La sesión trigésima del juicio del 11-M ha comenzado con el interrogatorio por vídeoconferencia —desde Bruselas— de  Mourad Chabarou.

Chabarou, preso en Bélgica por su colaboración con el Grupo Islámico Combatiente Marroquí —al que ha negado conocer—, testifica por sus conversaciones telefónicas con el procesado como presunto cerebro de los atentados Rabei Osman el Sayed el Egipcio, a quien conoció en octubre de 2001 en el sótano de la mezquita de Estrecho (Madrid). "Rabei Osman es una persona buena que trata bien los demás, era normal y sencillo [...], era muy desgraciado", asegura.

"Teníamos una relación comercial, para lo que disponía de su teléfono francés e italiano", matiza Chabarou, quien ha negado usar un lenguaje codificado con el Egipcio: "Rabei habla árabe literario y el intérprete de la policía belga no [...], malinterpretó algunas de sus palabras", asegura.

Conversación telefónica

Chabarou. (La Otra)Chabarou, quien mantenía una relación telefónica con el Egipcio, recuerda una conversación que mantuvieron en abril de 2004, cuando Rabei Osman estaba en Italia: "No hablamos de martirio, pero sí de una cinta con cantos de martirio que se puede comprar en cualquier comercio [...], no tienen instrumentos y me gusta escucharlo, me divierte", asegura.

El Egipcio preguntó al testigo —durante esa conversación— si conocía a Serhane el Tunecino y a Fouad el Morabit: "Contesté que a Fouad sí lo conocía, pero no le dije nada sobre Serhane", asegura Chabarou.

Cuando el Egipcio le dijo por teléfono que habían fallecido una serie de compatriotas suyos —los suicidas de Leganés—, Chabarou contestó, como musulmán, que "Dios sea clemente con estos muertos [...], pensaba que habían muerto en un accidente de coche".

Muchas cosas

El Egipcio, siguiendo el juicio. (La Otra)El Egipcio, en esa conversación, le dijo a Chabarou que tenía muchas cosas que decirle, "pero no por teléfono".

"Nunca supe qué tenía que decirme, porque me detuvo la policía belga", asegura Chabarou, quien tras esta conversación telefónica intentó volver a ponerse en contacto de nuevo, pero "el teléfono estaba ocupado todo el tiempo".

La fiscal Olga Sánchez ha preguntado al testigo si recordaba una conversación con el Egipcio el 24 de mayo de 2004 "a las 12.20 del mediodía", sin embargo, los problemas de traducción han demorado la respuesta: "Sí, me contó que tenía problemas con su esposa", asegura Chabarou, quien ha matizado que no sabe si se lo dijo "por teléfono o directamente en Francia".

Posteriormente, Chabarou y el Egipcio quedaron—por teléfono—en hablar mediante el correo electrónico, pero la policía belga interceptó la conversación y le detuvo.

En esa conversación, Chabarou dijo también que "iba a hacer una viaje definitivo": "Me refería a que iba a viajar a Gran Bretaña y no iba a regresar más a Francia o Bélgica", matiza.

Su relación con Fouad

Fouad El Morabit. (La Otra)"¿Por qué Rabei le habla de Fouad en 2004 si no tenía relación con él desde tres años antes?", le ha preguntado la fiscal Olga Sánchez a Chabarou, quien ha contestado que tuvieron una relación corta en la mezquita de Estrecho —apenas un día—, pero que era "una relación humanitaria", por lo que le seguía interesando en lo que le pudiese suceder.

La Fiscalía ha preguntado también a Chabarou sobre su relación con Afallah —presunto partícipe en el 11-M y muerto en Irak—, pero el testigo ha contestado que no le conocía.

No obstante, y ante la presencia de sus huellas dactilares en el domicilio del testigo, éste aseguro que no sabía si era una de las personas que alojó en su casa.

Rabei y otros procesados

Belhadj. (La Otra)El testigo, quien ha demostrado a lo largo de toda su declaración que ha mantenido relación con algunos de los implicados en el 11-M, ha negado sin embargo conocer a Youssef Belhadj o tener una relación muy profunda con Hassan El Hasky: "Le conocí en el juzgado", asegura.

La fiscal ha insistido acerca del posible papel que jugaba Rabei Osman el Egipcio en la mezquita de Estrecho y su posible influencia en algunos de los procesados: "No me consta que tuviera ningún papel especial (...), rezábamos cinco veces al día, él estaba todo el rato con los 'sin papeles' y nada más", asegura.

Sigue el juicio del 11-M en el especial de 20minutos.es

Mostrar comentarios

Códigos Descuento