El sector de Xosé Manuel Beiras y Martiño Noriega concentra el poder de la Coordinadora Nacional de Anova en una votación en la que, pese a ser listas abiertas, ha habido una polarización entre este sector y los críticos aglutinados en torno a Cerna, buena parte de los cuales también castigaron al veterano político nacionalista.

El recuento de las votaciones se ha prolongado más allá de las diez de la noche y varias horas después de que el portavoz nacional saliente, Xosé Manuel Beiras, hiciese un llamamiento a la unidad afirmando que "no sobra nadie" en el "proyecto común" que, a su juicio, debe impulsar Anova, una vez que ya da por "concluido" su proceso de constitución.

Con los resultados de la votación, y dada la polarización de los votos, los críticos no sólo han querido castigar al alcalde de Teo, Martiño Noriega, que primero dimitió de sus funciones por discrepancias con la anterior dirección (en la que tenía mayoría los ahora miembros de Cerna) y luego retomó la primera línea tras las dimisiones por el sector crítico con la alianza electoral para las europeas (los ahora de Cerna); sino que también penalizaron a Xosé Manuel Beiras en su mayoría.

Al votar en 'bloques', se deduce que la diferencia entre Beiras y Noriega, apenas representativa al ser de una veintena de votos, se debe a que los antes estrechos colaboradores del veterano político, retiraron su respaldo al político del que

Por otro lado, el diputado Antón Sánchez constituye uno de los nombres que lo convierten en otra de las referencias de Anova. El parlamentario, estrecho colaborador de Noriega, como tercero más votado por la asamblea, se sitúa de este modo como uno de las manos que recoge el testigo de Beiras.

VOTACIONES

Además de Beiras, los siguientes más votados fueron Martiño Noriega, Antón Sánchez, Iria Otero (actual responsable de Finanzas) y Esther Duro (actual responsable de Organización). La actual Comisión Permanente estaría en los primeros puestos.

Miembros de Cerna como Mario López Rico y Lois Eyré sobrepasan el puesto número 80, con lo que quedarían fuera del máximo órgano de dirección entre asambleas. Dentro podría quedarse la portavoz de Cerna, Paula Vázquez Verao, tras la corrección de género.

"ESTABILIDAD"

En declaraciones a los medios, Antón Sánchez ha manifestado su deseo de que esta asamblea permita abrir un periodo de "estabilidad" en la organización, para "servir de herramienta útil" y no "mirar el ombligo" de la formación.

En ese caso, ha señalado, habrá estado "bien "empleado" el "esfuerzo" hasta llegar hasta aquí, y ha esperado que "todos saquen esta misma conclusión", tendiendo, así, la mano al sector crítico.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.