Rajoy y Mas
El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy (d), y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, reunidos en el Palacio de la Moncloa. Paco Campos / EFE

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha reiterado este domingo su disposición a dialogar con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "siempre que sea para algo", como alcanzar algún punto en común, no para que exija al Gobierno cosas que no puede hacer, como autorizar la consulta independentista del 9 de noviembre con una fecha y una pregunta "impuestas".

Asegura que la crisis del ébola no le relegado el debate soberanista a un segundo planoAsí se ha expresado el presidente en conversación informal con los periodistas, durante la tradicional recepción que los Reyes ofrecen en el Palacio Real a una amplia representación de la sociedad española con motivo del 12 de Octubre. Este mismo domingo, Rajoy ha publicado un artículo en El País en el que apuesta por dar vigencia a los "puentes de diálogo" en el debate catalán.

Rajoy ha reconocido que no habla con Mas desde julio y ha manifestado sus dudas respecto de quién manda realmente en la Generalitat, si CiU o ERC, en cuanto a la estrategia soberanista de la Generalitat. "No sé muy bien quién manda ahí", ha dicho.

Cuando un periodista le ha preguntado si con la crisis del ébola se había olvidado de Cataluña, ha respondido de manera tajante que él no se olvida de nada, pero que cada cosa tiene su ritmo y él intenta que "todo siga su ritmo".

Susana Díaz cree que España no está preparada para unas hipotéticas elecciones plebiscitariasAl ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, también se le ha preguntado por Cataluña, y ha subrayado que aún hay puentes de financiación, en los que hay que incluir los millones que el Estado transfiere para que Cataluña pague su deuda, como los 1.700 millones de euros que recibirá del Fondo de Liquidez Autonómica.

Por su parte, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha comentado en otro corrillo que, si bien cree que Rajoy actúa correctamente desde el punto de vista legal ante el proceso soberanista, le insta a abrir un "diálogo" con la Generalitat, y no ha escondido su preocupación ante la posibilidad de que Mas convoque elecciones plebiscitarias: "Entonces sí que vamos a tener un problema".

En la recepción de este año, se ha visto a políticos del PP y del PSOE —entre ellos su secretario general, Pedro Sánchez— pero han estado ausentes grupos que solían acudir al Palacio Real, como IU, UPyD y CiU.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.