Hospital de Texas
El hospital de Texas, donde está siendo tratado el primer paciente con ébola diagnositicado en EE UU. EFE

Las autoridades han confirmado que la sanitario del hospital de Dallas que ha dado positivo en la primera prueba de ébola, tenía una mascota en su apartamento, la cual está siendo monitoreada. Aún no se han revelado más datos sobre de que animal se trata.

El alcalde de Dallas, Mike Rawlings, ha comunicado que la mascota se encuentra aislada, y que por el momento no presenta signos de ébola. Rawlings ha afirmado que las autoridades se "encargarán de cuidar de su mascota", según publican medios como The Guardian o CBS.

Un equipo especial de la policía se ha trasladado al complejo de apartamentos donde vive la trabajadora sanitaria para desinfectar y limpiar las zonas comunes

Esta semana en España, Excalibur, el perro de Teresa Romero, la primera infectada de ébola en Europa, fue sacrificado pese a la oposición de miles de personas que pedían su aislamiento para ver si estaba infectado.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid afirmó que "desgraciadamente no quedó más remedio que la resolución de la eutanasia del perro". Antes y tras la muerte de Excalibur, las protestas en las calles y en las redes por esta decisión se multiplicaron.