Fernando Simón
El coordinador del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. EFE

El comité especial de expertos creado este viernes por el Gobierno —que incorporó expertos en medicina intensiva, epidemiología y microbiología en el comité científico— ha comparecido este domingo ante la presa para explicar algunos puntos de la investigación que se está llevando en España sobre el contagio de la auxiliar de enfermería, Terera Romero.

El coordinador del centro alertas del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha indicado que se están investigando las posibles causas del contagio de Teresa, y que la "principal hipótesis es un accidente fortuito al retirarse el traje de protección", aunque "hay puntos que se siguen investigando" sobre esta opción.

Los materiales son de primerísima calidad, pero los expertos están aquí para mejorar lo que haySimón ha confirmado que se trabaja para mejorar el traje de protección, aunque ha negado que las calzas de Teresa no fuesen impermeables y ha asegurado que eran "dobles" y que su procedimiento de aplicación fue "correcto".

Sobre las críticas de los expertos de la UE (FDC) al Carlos III, del que apuntaron que no estaba preparado para casos como el ébola, Simón ha querido puntualizar que los expertos comentaron "la posibilidad de mejoras en las infraestructuras", pero que dijeron que aunque "los materiales son de primerísima calidad, están aquí para eso, para mejorar lo que hay".

"No nos dijeron que el centro no sea el adecuado, pero sí mejoras en infraestructuras, especialmente las esclusas donde se cambia el personal que utiliza los equipos especiales de protección frente al ébola y que deberían ser más amplias.", ha explicado.

Indicios de esperanza

Teresa Romero continúa estable dentro de la gravedad, "la carga viral se va controlando y se va reduciendo", ha explicado Simón, por lo que apunta que hay indicios de "cierta mejoría". Sin embargo, ha querido recalcar que "estamos ante una enfermedad muy grave y el riesgo es todavía muy elevado".

Ha asegurado que se trata de un "signo de esperanza", pero ha advertido de que hay que tomarlo "con mucho cuidado", porque una enfermedad de estas características siempre es un "proceso crítico".

Según ha explicado, puede afectar a otros órganos que alteren la progresión de la enfermedad, por lo que se ha mostrado "cauto" sobre la evolución final de la paciente.

Además de la auxiliar de enfermería, hay otros 15 ingresados en el centro sanitario que se encuentran en situación asintomática y observación por haber estado en contacto con la auxiliar contagiada o con el misionero Manuel García Viejo.

Simón ha subrayado que el Comité está trabajando con todos los escenarios posibles "por extraños y poco probables que puedan parecer", porque la epidemia se está comportando de forma novedosa en muchos aspectos.

En este sentido, ha dicho que se trata de la primera vez que el virus se contagia en zonas urbanas y capitales de países y que se han producido casos de los denominados "superdiseminadores" —personas que han estado en contacto con los enfermos en actos sociales—.

El Comité Especial, según ha dicho, está en contacto permanente con la Organización Mundial de la Salud y con la agencia europea responsable del control de enfermedades.

Consulta aquí más noticias de Madrid.