El PP quiere terminar con las novatadas en el ámbito universitario. El grupo popular en el Senado ha recogido una iniciativa de 160 colegios mayores y organizaciones de toda España para acabar con esta "coacción psicológica o física" que, dicen, condiciona la vida colegial y no tiene lugar en el ámbito educativo, presentando una iniciativa que se debatirá este miércoles en la Cámara Alta. Se basa en un Manifiesto de 2013 realizado por el Consejo de Colegios Mayores y a partir de la investigación Novatadas, comprender para actuar, que define estos actos como "doblegamiento de la voluntad" y "establecimiento de una jerarquía que rompe el principio de igualdad".

El argumento histórico no puede ser excusa para amparar conductas vejatorias, humillaciones o malos tratosEn esa línea se expresa la RAE al definir el término 'novatada': "Vejamen y molestias que los antiguos hacen a los recién llegados". Sin embargo, el carácter vejatorio se ha mantenido en un segundo plano durante mucho tiempo, arrastrando un cierto tinte de broma edulcorado con tradición que no gusta a ninguna organización del ámbito universitario, así como a Interior, colegios mayores, asociaciones y policía. Hay consenso total para acabar con los dos argumentos más comunes de los cada vez menos colegiales que intentan legitimarlas: bromas inocentes o tradiciones. 

Para los populares, el "argumento histórico" no puede ser excusa "para amparar conductas vejatorias, humillaciones, amenazas o malos tratos". Se refiere así a unos actos que pueden ir desde beber alcohol con un embudo hasta tragar cosas no comestibles como monedas o tierra, o beber vinagre mezclado con gel de baño. Luis Aznar, portavoz de Interior del PP en el Senado, quiere que este debate sirva para terminar con una costumbre "que tiene cada vez menos de graciosa y divertida y mucho más de acoso y maltrato", a lo que se suma el portavoz en el Congreso, Conrado Escobar, quien lamenta el "cliché del silencio" que generan entre los implicados.

El grupo popular pretende regularizar las novatadas como está planteando también Portugal, después de que seis jóvenes fallecieran el pasado mes de diciembre en circunstancias que podrían estar vinculadas con este tipo de actos.

¿Un tipo de maltrato?

El silencio es para los psicólogos el principal problema de esta sociedad, "poco sensibilizada". Loreto González-Dopero, presidenta de la asociación 'No más novatadas', lamenta la permisividad social con un sentido tradicional arraigado. "El problema es de falta de información, porque la novatada sugiere bromas, pero no lo son. Son estructuralmente injustas. Son tradiciones, como en otros países o épocas lo han sido la ablación del clítoris o la lucha de gladiadores. ¿Que sea una tradición lo convierte en aceptable socialmente? Una comunidad universitaria no tiene que recibir así a los nuevos", explica a 20minutos.

¿Que sea una tradición lo convierte en aceptable socialmente?Esta asociación lucha contra todo tipo de novatadas, contra el concepto en sí mismo, por conllevar prohibiciones, órdenes o imposiciones injustas, de igual a igual. "Evidentemente no todas tienen el mismo grado, pero la estructura es injusta, y el dominio de cosas leves lleva a otras más graves. ¿Quién determina el grado de una novatada? ¿Dónde está el límite?".

Para Loreto es un tipo de maltrato, que habría que tipificar, pero que está en el marco del 'bullying'. De hecho, comenta, hay un colectivo sensible, los que anteriormente han sufrido acoso escolar o problemas de alcoholismo o maltrato en la familia, y que son "especialmente vulnerables", y a los que les puede generar un verdadero problema. Se crea en el estudiante un miedo del que es incapaz de salir sin ayuda. 'No más novatadas' recibe peticiones de ayuda casi siempre de forma indirecta, a través de familiares, y vía correo electrónico. "Son fundamentalmente las familias quienes piden ayuda, pero siempre exigiendo confidencialidad".

Ana Aizpún, psicóloga y coautora de Novatadas: comprender para actuar, también considera la novatada un tipo de maltrato "aunque en quienes las realizan no esté el deseo de maltratar o la conciencia de ser víctima". Es maltrato, asegura, porque repercute en la autoestima y tiene consecuencias psicológicas como cuadros de ansiedad, alteraciones en el carácter o el apetito... incluso pueden "retraumatizar a una persona" desencadenando cuadros psicopatológicos graves.

Lo grave es que para ser aceptado en un grupo social uno deba ser humillado por un tiempo"El miedo a ser marginados y a no encajar es enorme, pero hay un fenómeno de disonancia cognitiva por el que se acaban convenciendo de que es divertido y de que ya que hay que hacerlo, vamos a hacer que nos guste". Aizpún lamenta así que en esta sociedad aceptemos que para ser admitido en un grupo social uno deba ser humillado por un tiempo, "por muy corto que sea".

Campaña de la policía

En esta misma línea se ha mostrado el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, tras su reunión con representantes de colegios mayores, en la que acordó realizar charlas de prevención en los mismos. También este cuerpo de seguridad, a través de su cuenta de Twitter, lanzará una campaña con el hashtag #NOvatadas para "concienciar sobre el ejercicio de coacción y atentado a la libertad que suponen las novatadas".

En una nota de prensa, explican que son actos de humillación que atentan contra la dignidad de los jóvenes. "No son bromas ni tradiciones, se caracterizan por el ejercicio de la violencia contra las personas en un ámbito grupal, por el abuso de poder".

La única voz disonante es la de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE), que pide no suprimirse de forma unilateral "en ningún caso". Fuentes de la Confederación explican a 20minutos que las novatadas "no tienen por qué estar siempre mal" y que, "por supuesto", no se puede obligar a nadie a participar en ellas. "Se deberían hacer actividades organizadas por estudiantes de cursos superiores bien reguladas, lo que sería una muy buena vía para relacionarse e integrarse en la vida universitaria durante los primeros meses del curso", añaden.

Cómo evitar novatadas

La asociación 'No más novatadas', a petición de los afectados, ha editado un folleto con sugerencias para actuar ante estas acciones. Piden "romper con el círculo de sumisión" y hacen todo tipo de recomendaciones:

  • Mantener contacto frecuente con la familia y contarles el problema.
  • En ningún caso hay que ir a pisos de antiguos colegiales o facilitarles sus datos, correo electrónico o teléfono móvil.
  • Antes de elegir colegio mayor o residencia, pedir información sobre cuáles están libres de novatadas y aclararlo en la entrevista inicial.

También solicitan a los universitarios más antiguos que no participen ni aplaudan estas acciones y que promuevan comisiones de derechos humanos. "Acógeles de verdad, ayúdales, oriéntalos y organiza actividades sanas".

Encuesta

¿Ves bien prohibir las novatadas universitarias?

Sí, porque todas siempre tienen un componente de humillación y pueden afectar a los universitarios.
61,59 % (1886 votos)
No, es una tradición y no dejan de ser bromas que hay que tomarse bien.
5,52 % (169 votos)
Solo hay que prohibir las que sean vejaciones que atenten contra la dignidad de la persona. Sí hay que permitir las bromas con buen gusto.
32,89 % (1007 votos)