El Tribunal Constitucional ha suspendido, de forma cautelar y por unanimidad, tanto la Ley de Consultas aprobada por el Parlamento catalán como la consulta convocada para el 9 de noviembre al admitir a trámite los dos recursos de inconstitucionalidad presentados por el Gobierno.

El siguiente paso es que Artur Mas se persone y formule alegaciones para que levanten esa suspensión Así lo han confirmado fuentes del tribunal de garantías, que desde primeras horas de la tarde trabajaba para, en primer lugar, tener a punto los preceptivos informes sobre la admisibilidad de los recursos del Gobierno y después para renunir a los doce magistrados que integran en órgano, de mayoría conservadora.

En una nota, el pleno del Constitucional justificaba la rápida decisión porque es consciente de "la trascendencia constitucional y política de las cuestiones planteadas, para la sociedad española en su conjunto y, en particular, para la catalana".

Por otro lado, el comunicado incide en que la impugnación del Gobierno "produce la suspensión de la disposición recurrida", y  que el Tribunal ha acordado dicha suspensión "tanto de los preceptos recurridos de la Ley como del Decreto impugnado".

La decisión ha sido adoptada en un pleno convocado de forma urgente este lunes, tras presentar el abogado del Estado en el Registro del Constitucional los recursos del Ejecutivo. Precisamente con este motivo, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reunió este lunes al Consejo de Ministros de forma extraordinaria para promover sendos recursos de inconstitucionalidad contra la ley de consultas catalana y contra el decreto de convocatoria del 9-N.

Plazos para personarse

El Constitucional ha dictado una providencia por cada una de las decisiones recurridas: la ley de consultas y el decreto de convocatoria del 9-N.

En el caso de la ley de consultas, el pleno del Constitucional ha dado traslado de su decisión a la Generalitat y al Parlament de Cataluña para que en el plazo de 15 días se persone en el proceso y formule las alegaciones oportunas. Conforme a la legislación, también ha dado traslado de la demanda y de los documentos presentados al Congreso y al Senado.

En cuanto al decreto de convocatoria, el TC amplía este plazo a 20 días para personarse a las mismas instituciones en el procedimiento relativo a su impugnación.

Cinco meses para resolver los recursos

La suspensión se ha producido de forma automática, como está establecido cuando es el Gobierno el que presenta los recursos de inconstitucionalidad y lo solicita de forma expresa.

La Ley Orgánica del Tribunal Constitucional impone que el tribunal de garantías constitucionales debe decidir si prolonga esa suspensión temporal antes de que pase un plazo de cinco meses o, en su caso, la levanta.

Por tanto, aunque la suspensión es cautelar y no supone pronunciamiento alguno sobre el fondo del asunto, podría extenderse hasta que el TC resuelva el recurso, es decir, la legalidad de la convocatoria.

Mas critica la actitud del Gobierno y el TC

Antes de que el Constitucional diera a conocer la noticia, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, tildaba de "hostil" la actitud del Gobierno al recurrir la consulta del 9-N y la ley en que se ampara y criticaba que el presidente del Tribunal Constitucional reúna el organismo a una "velocidad supersónica" para frenarlas.

La ANC ha convocado para este martes manifestaciones ante los ayuntamientos catalanes Mas ha indicado que en un Estado de "convicción democrática plena" en estos momentos ya se estaría debatiendo entre si hay que votar 'sí' o 'no' en la consulta, que ha incidido en que no es un "referéndum encubierto", como sostiene el Gobierno, al que ha acusado de "no preguntar ni dejar preguntar".

El presidente catalán ha dicho que se deberá ver qué sucede en los "próximas días y horas" pero en todo caso ha subrayado que la Generalitat está "preparada" para defender legalmente la consulta y seguir con los preparativos de la misma.

Sobre la suspensión de la consulta habló este fin de semana Artur Mas en dos entrevistas, donde insistió en que la mantendría aunque el Constitucional la suspendiera cautelarmente, como finalmente ha ocurrido. Además, aseguró que no descartaba ningún escenario, incluidas unas elecciones, para poder llevar a cabo la consulta.

Por su parte, el líder de ERC, Oriol Junqueras, y el conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, han coincidido en señalar que el recurso del Gobierno contra el decreto de convocatoria de la consulta ante el Tribunal Constitucional (TC) y su eventual prohibición no acabarán con el proceso soberanista.

El secretario general de ICV, Josep Vendrell, ha calificado de "vergonzosa" e "insólita" la reacción "inmediata" del Tribunal Constitucional contra la consulta del 9 de noviembre, y ha hecho un llamamiento a la movilización para que los catalanes secunden los actos de protesta convocados para mañana. En este escenario, Vendrell ha llamado a los catalanes a la movilización apoyando los actos de protestas convocados mañana frente a los ayuntamientos catalanes.

El líder de Ciutadans, Albert Rivera, ha dicho en Twitter que la suspensión cautelar de la consulta supone el "fracaso" y el "game over" del presidente catalán, Artur Mas. El dirigente de Ciutadans, en otro tuit, ha afirmado que "fracasado el proyecto del gobierno Mas-Junqueras estamos a la espera de que el presidente nos llame a las urnas democráticas, las autonómicas".

De momento, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha convocado para este martes por la tarde manifestaciones ante los ayuntamientos catalanes, a las que se han sumado Convergència, ERC, ICV-EUiA y la CUP. Esta última formación celebró algunas concentraciones de protesta este mismo lunes.

En una de esas convocatorias, unas 300 personas se concentraron ante la sede de la Delegación del Gobierno de Barcelona, entre las calles Mallorca y Roger de Llúria, donde reivindicaron la desobediencia civil. Entre los asistentes estaban dos de sus tres diputados en el Parlament, David Fernández e Isabel Vallet. En declaraciones a la prensa, Fernández condenó la decisión del Alto Tribunal y la tildó de "golpe de Estado", a la vez que consideró que este lunes se ha suspendido 'de facto' la democracia.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.