Palmera talada por picudo
Técnicos de la contrata de jardinaría talando una palmera centenaria con picudo rojo en la Glorieta. 20minutos

El dispositivo especial puesto en marcha por el Ayuntamiento de Valencia a finales de julio, tras el repentino desplome de dos palmeras en tan solo tres días, cuyo objetivo era analizar el estado de todo el arbolado de la ciudad y actuar en caso de riesgo de caída, se ha saldado hasta ahora con la tala de 126 ejemplares.

Así se desprende de la información facilitada por la delegación de Parques y Jardines al grupo Compromís en la comisión de Medio Ambiente de la semana pasada. Según el mismo documento, los técnicos han revisado ya unos 6.500 ejemplares de palmeras.

De momento, han sido al menos ocho las palmeras que han caído y varias ramas de árboles de gran porte, las cuales han causado daños a vehículos estacionados.

En cuanto a daños personales, una mujer fue atendida con heridas leves el 24 de julio cuando se desplomó la primera palmera en la Gran Vía Germanías, y dos ciclistas resultaron también heridos leves el pasado el pasado 17 de septiembre tras caerles varias ramas de un eucalipto en el cauce del río.

Sobre las causas de este fenómeno, desde Parques y Jardines han asegurado que se ha producido principalmente por las extremas condiciones meteorológicas de este verano, con exceso de calor y sequía, por lo que han habilitado dos teléfonos para que los vecinos puedan avisar si detectan alguna rama o árbol que presente riesgo de caída. Para la zona norte de la ciudad, el teléfono disponible es el  96 357 75 54. Los vecinos de la zona sur pueden llamar al 96 339 37 64.

Al respecto, la concejala de Compromís Pilar Soriano ha comentado que, además de los factores meteorológicos, existe «una falta de poda y mantenimiento debido a los recortes en jardinería, que han provocado la aplicación de varios Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en las contratas». Además, ha añadido que durante el verano «las bajas no se cubren y por tanto, hay todavía menos personal».

«Falta personal para podar»

Fuentes sindicales de las contratas de mantenimiento de jardines han explicado que la plantilla dedicada a la poda de arbolado «es totalmente insuficiente para una ciudad como Valencia». En este sentido, han añadido que sin contar personal de administración, podadores como tales tan solo hay 14 en la zona sur y 16 en la zona norte de la ciudad, por lo que han vaticinado que «seguirán cayendo ramas».

Consulta aquí más noticias de Valencia.