El expresident de la Generalitat Jordi Pujol ha comparecido durante dos horas y media ante el Parlament este viernes para dar explicaciones sobre los fondos que ocultó en el extranjero. Pujol ha reivindicado que "no ha habido corrupción ni trato de favor", concepto que ha remarcado sentenciando: "Yo no he sido un político corrupto".

Oiré críticas duras, pero no tanto como las que me hago a mí mismoPujol ha comenzado su intervención a las 16.00 horas en punto diciendo "oiré críticas duras, pero no tanto como las que me hago a mí mismo".

"No he recibido nunca dinero a cambio de una decisión político-administrativa", ha sentenciado con rotundidad el expresident durante los primeros minutos de su comparecencia.

Pujol ha explicado que durante sus años como presidente del Govern intentó "que se pusieran de acuerdo particulares y administraciones" para hacer negocios y para que "prosperara" el país.

"He intentado abrir puertas, crear puentes y también conciliar intereses. Lo he hecho y estoy muy satisfecho de ello porque esta es la tarea de un político que gobierna". "Por esta tarea, yo no he cobrado nunca, excepto mi sueldo como presidente", ha concluido.

Niega haberse lucrado

"No decidí hacer política para ganar dinero, ya lo tenía", ha afirmado Pujol concretando que en 1980 disfrutaba de una holgada situación económica. El fundador de CDC ha confirmado que los fondos de la herencia paterna ascendían a "140 millones de pesetas de 1980", en su equivalente en dólares. Pujol ha explicado que la herencia que recibió de su padre en cuentas en el extranjero no tiene su origen en el "erario público".

Este dinero, según Pujol, "no se tocó durante muchos años porque mi padre lo mantuvo como reserva, no para aumentarlo sino en previsión de los tiempos malos que se preveía que vendrían".

Comprendo la crítica que se me puede hacerPujol ha dicho que ha estado "siempre al margen de lo que se ha hecho", ya que los fondos, según dijo, eran gestionados por su padre y posteriormente por su hijo. "Comprendo la crítica que se me puede hacer", ha concluido.

Finalizó su primera intervención explicando que su comparecencia ha sido "un deber doloroso, no obligatorio, pero para mi obligado".

Pujol ha explotado en el turno de réplica, tras las intervenciones de los grupos: "¡Hay que ser preciso, no se puede contar mentiras!". "Qué argumentos más infantiles... este infantilismo esparcido por los periódicos, es una grave falta moral, ¡es mentira!", ha estallado con gran enfado, criticando que se "intoxique" y "confunda" a la opinión pública.

Tras este arranque, ha añadido a modo de disculpa con un tono más sosegado: "Me he excitado porque me dan pena algunas cosas que se han dicho. La falta de... la audacia de algunas de las cosas que se han dicho" (sic.), aludiendo a Camacho y Rivera.

"Hay un punto de frivolidad y de embolica que fa fort (crear un embrollo) para crear una sensación de culpabilidad, contra mi i también contra Convergència", ha aducido Pujol tras escuchar las críticas de la oposición.

Pujol ha defendido que no tiene ninguna causa abierta y ha invitado a los grupos a abrir comisiones para analizar los 23 años de su gobierno. El expresident ha defendido no sólo su gobierno sino también al resto de grupos que constituyeron históricamente el Parlament. Jordi Pujol ha concluido, entonces: "si todo hubiera sido tan corrupto no se hubiera aguantado" durante tres décadas.

"¡Hemos luchado mucho, mucho, para que exista este parlamento! Desde que tenía 20 años he luchado mucho y por eso he venido hoy aquí", ha destacado antes de cerrar su discurso.

"Dolor" y "responsabilidad"

En la primera intervención de los grupos, Gemma Calvet, diputada por ERC, ha defendido "la presunción de innocencia" y se ha referido a la comparecencia y a la tremenda repercusión del caso Pujol como algo "doloroso" pero añadiendo, también, que "no podemos colaborar con silencios". Calvet le ha echado en cara la "responsabilidad ética y profesional" al expresident.

Calvet le preguntó "a qué responde su confesión, ¿a las necesidades de los procedimientos penales que afectan a sus hijos? Porque la oportunidad política de su confesión no ha sido positiva, y queremos saber por qué ahora y de esta forma".

"No es una cuestión exclusivamente judicial y personal", ha dicho en su intervención el diputado del PSC, Miquel Iceta, quien ha recalcado que la "sombra tóxica" del caso Pujol "ha malmetido la credibilidad de la política catalana".

Iceta ha pedido a Pujol que aclare si su supuesta fortuna proviene "de una oportuna venta de acciones de Banca Catalana justo antes de la quiebra, utilizando información privilegiada".

ERC y PSC han pedido explicaciones a Pujol sobre si hubo trato de favor en contrataciones mientras él fue president y le han pedido transparencia.

No es una cuestión exclusivamente judicial y personalAlicia Sánchez-Camacho (PP) finalmente ha optado por liderar la intervención popular. Camacho ha acusado a Pujol de "mentir durante 30 años a los catalanes y a su propia hermana y esto merece un calificativo que no diré". La líder popular ha sentenciado que en Cataluña "se desprende una cierta corrupción institucionalizada", apuntando al caso Banca Catalana de los '80, a la cita de Maragall sobre el 3% y al caso Palau de la Música. "Millet no iba por libre", ha concluido.

La bancada de CiU ha recriminado a Camacho que falte al respeto al expresident por el tono empleado durante su intervención, por lo que el presidente de la comisión ha tenido que llamar al orden a Camacho en diversas ocasiones.

Ahora toca que todo el mundo, se llame Pujol o García, pague por lo que ha hecho"Mientras todos construíamos el estado del bienestar, usted evadía impuestos en paraísos fiscales, esto no es hacer país, es hacer dinero", ha dicho Camacho, que ha concluido su intervención acusando a Mas de "firmar la convocatoria del referéndum para intentar tapar el escándalo Pujol".

Tirar de la manta

"¿Puede tirar de la manta y hacerlo bien?", le ha espetado Joan Herrera (ICV-EUiA),refiriéndose a unas antiguas declaraciones del expresident tras la investigación a CDC por el Caso Palau. Herrera le ha recriminado que diera "discursos morales" tras leer una lista de supuestos casos de concesiones de favor a empresas: "Usted no es que no lo supiera, es que tenía una actitud activa". "Creyó que el país era suyo", ha puntualizado el diputado ecosocialista.

Albert Rivera (Ciutadans) ha relacionado al president de la Generalitat, Artur Mas, con el silencio de Pujol y ha pedido que comparezca para explicar qué sabía. Rivera, como Herrera, ha pedido a Pujol que "tire de la manta". "No nos hemos creído su historia, porque usted ha mentido", ha añadido el portavoz de Ciutadans, espentándole que "usted da lecciones morales de quién es un buen catalán". "Ahora toca que todo el mundo, se llame Pujol o García, pague por lo que ha hecho", ha zanjado.

Tras la reprimenda de Pujol, Rivera ha anunciado que pedirá a la Fiscalía que actúe para que Pujol tenga que declarar.

David Fernàndez (CUP) ha afeado a Camacho que no haya comparecido aún ante el Parlament por el caso de las escuchas de Método 3. Fernández ha centrado su intervención en criticar el fraude fiscal instaurado en el sistema, según ha dicho. El diputado de la CUP ha afirmado que el caso "apesta a cloacas de estado" y ha preguntado al expresident si "sus hijos han sido corruptos". "Haga un servicio al país y explíquelo todo", concluyó.

Fernàndez ha espetado al expresident "usted, como hizo Millet, ha robado y ha mentido" a quien ha llamado "delincuente de guante blanco" y ha culpado de "confundir el país con un negocio". Los diputados de la CUP David Fernández y Quim Arrufat han abandonado la sala al entender que Pujol se estaba negando a responder a las preguntas que le han hecho los grupos.

"Han hablado desde la bilis y desde el estómago, nosotros lo hacemos desde el dolor", inició su intervención Jordi Turull, de CiU. Turull ha reivindicado que los hechos expuestos por Pujol "afectan a la esfera personal y no política".

"Tener dinero fuera sin declarar no lo podemos aprobar políticamente, lo haga quien lo haga. Nosotros no hacemos ni de jueces, ni de fiscales,  ni de jueces, ni de fiscales, ni de inspectores de Hacienda", recordó el portavoz convergente a Camacho y Rivera en una dura crítica a sus intervenciones y al tono empleado.

Encuesta

¿Crees que Jordi Pujol ha aclarado algo sobre su fraude continuado a Hacienda?

No, Pujol no ha aclarado nada y ha generado más confusión sobre el caso.
33,09 % (1336 votos)
Sí ha aclarado cosas, aunque es necesaria una comisión de investigación.
1,76 % (71 votos)
La comparecencia era voluntaria y su formato favorece claramente a Pujol, que se ha aprovechado de ello.
6,07 % (245 votos)
No, ha perdido la oportunidad de aclarar cosas y no lo ha hecho; la Justicia debe actuar.
59,09 % (2386 votos)

Consulta aquí más noticias de Barcelona.