La agencia de calificación Fitch mantiene en su último informe el rating de las cédulas hipotecarias de Abanca en el nivel BBB+, el máximo posible en función de la calificación a largo plazo del banco gallego.

Fitch basa esta decisión en la mejora de la calidad de los activos hipotecarios que respaldan a los títulos calificados, según resalta la propia entidad bancaria en un comunicado.

El pasado abril, Fitch Ratings confirmó el rating emisor a largo plazo de Abanca en BB+ y a corto en B. Asimismo, incrementó en un escalón, de b+ a bb-, el rating de viabilidad de la entidad como consecuencia del progreso de su plan de reestructuración.

En el mismo mes, Fitch mejoró de BBB a BBB+ el rating de la deuda del banco —resultado de la nacionalización y posterior privatización de las cajas de ahorro gallegas fusionadas—. La compañía resalta que esta deuda está avalada por el Estado "como consecuencia de la mejora del rating soberano español".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.