La Policía Nacional registró este jueves palmo a palmo el piso en el que se cree que el presunto pederasta de Ciudad Lineal pudo cometer alguno de los cinco abusos a menores que se le imputan y para encontrar pruebas y restos biológicos que le incriminen. Antonio Ortiz Martínez, que fue detenido en Santander, ha tenido desde su arresto una actitud distante y de escasa colaboración y se ha mostrado "extremadamente tranquilo" preguntando únicamente "qué hace arrestado", según ha explicado el jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso José Fernández Díez.

"Se trata de un detenido extraño. Cualquier detenido como éste, que tiene experiencia delictiva, se mostraría alterado y deseando salir de esa situación. Pero él está extremadamente tranquilo", ha dicho el máximo responsable de la Policía de Madrid. Este miércoles pasó el día en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía pero este jueves, sobre las nueve de la mañana ha sido conducido al piso de la calle Santa Virgilia, que su madre mantenía vacío y en el que supuestamente abusó de algunas de las niñas.

El máximo responsable la Policía en Madrid anunció por la mañana que "se removería la casa al completo" y "duraría mucho tiempo", ya que la prioridad ahora es encontrar restos biológicos y de cualquier otro tipo que demuestren la culpabilidad del arrestado. Por eso los agentes buscan palmo a palmo el domicilio, revisando los desagües y tuberías, así como techos, paredes y juntas de toda la casa.

Una vez detenido y practicados los registros, la Policía hará una reconstrucción de los hechos con al menos una de las víctima El resultado ha sido por el momento el hallazgo de restos de vómito que, a falta de examinar y cotejar con ADN de las víctimas, podrían ser de alguna de las niñas, han informado fuentes de la investigación. Los agentes continuarán revisando el piso toda la noche si es necesario, según advirtió esta mañana el jefe superior de Policía.

Este hallazgo se suma a los vestigios encontrados en el piso en el que el detenido vivía con su madre, en el mismo distrito de Hortaleza, entre ellos el resguardo de una multa puesta a un coche de la marca Toyota que podría ser el que el agresor utilizó en al menos dos raptos. Antes de estos dos registros la Policía ya había hallado restos de ADN y algunas huellas que ahora se examinan para determinar su origen y valorar la importancia que pudieran tener en la investigación.

En las últimas horas se ha sabido también que una de las claves para detener al pederasta fue su identificación en un control preventivo de los que había desplegados por el distrito de Ciudad Lineal, lo que le alertó y provocó que durante dos horas merodeara por el barrio. La Policía paraba a hombres con unos rasgos determinados y entre ellos pidió la documentación a Antonio Ortiz, que a partir de ese momento mostró un comportamiento extraño que llevó a los agentes a seguirle y finalmente a identificarle como el presunto pederasta.

Poco después de esta identificación el sospechoso huyó a Santander, seguido por la Policía, que finalmente le arrestó ayer por la mañana. La mayoría de los indicios contra él se tuvieron tras el último rapto el pasado 22 de agosto, ya que tras coger a la menor paró en doble fila para entrar a comprar una crema en un comercio, con una actitud que hizo sospechar a la tendera. Además, una cámara de un autobús de la EMT captó un fragmento del coche que llevaba ese día, un Citröen Xsara Picasso.

Una vez detenido y practicados los registros, dentro de unos días, la Policía hará una reconstrucción de los hechos con al menos una de las víctimas, según han informado fuentes de la investigación. Las fuentes han precisado que, además, dentro de dos semanas se llevará a cabo una rueda de reconocimiento con el detenido. Desde que el pederasta fue arrestado la Policía ha tomado declaración a la novia de Antonio Ortiz, que ha reconocido que en ocasiones le facilitaba tranquilizantes que ella tomaba porque su novio no podía dormir, y que nunca sospechó que fueran para otro fin.

"Hay suficientes pruebas"

 Los investigadores, dadas las pruebas que manejan, tienen la "convicción" de que la persona detenida es el presunto pederasta, ha dicho el director de la Policía, Ignacio Cosidó. La Policía trabaja con la "máxima exhaustividad para encontrar cualquier prueba que pueda servir para tener toda la evidencia de que esta persona es la que ha cometido cada una de estas violaciones", ha añadido. Todavía es pronto para hablar de las evidencias y pruebas que se tienen en una investigación, que permanece "abierta y bajo secreto de sumario", ha precisado Cosidó.

Encuesta

¿Debe haber un seguimiento mayor a los condenados por abusos sexuales cuando salen de la cárcel?

Sí, son delitos que pueden llegar a repetirse y es mejor prevenir un nuevo ataque sexual.
93,05 % (4964 votos)
No, ya han cumplido su condena y deben ser ciudadanos libres como los demás.
3,22 % (172 votos)
Sí, siempre y cuando exista un acuerdo previo con el delincuente que haya abandonado la cárcel.
3,73 % (199 votos)

Consulta aquí más noticias de Madrid.