Explosión suicida en Casablanca
Varios agentes revisan el lugar donde un terrorista suicida explotó su carga el día 10. Efe

Marruecos está en "estado de alerta extrema" por la amenaza terrorista, dijo este miércoles al término de un consejo de Gobierno el portavoz del Ejecutivo marroquí, Nabil Ben Abdelá.

La alerta se circunscribe a la totalidad del país, especialmente a las ciudades y otras zonas sensibles

En una declaración a la prensa, el también ministro de Comunicación precisó que esta alerta no se circunscribe solo a Casablanca, sino a la totalidad del país, especialmente "las ciudades y otras zonas sensibles" de Marruecos.

El ministro no precisó cuáles eran estas zonas sensibles, aunque sí advirtió de que el "terrorismo puede golpear en cualquier momento".

Ben Abdalá explicó que las autoridades marroquíes han reforzado la seguridad en Casablanca, ciudad que fue el escenario de los atentados del martes y el sábado de la semana pasada.

Entre los edificios para los que se ha aumentado la vigilancia están los consulados, sobre todo los occidentales, incluido el español, "los hoteles frecuentados por extranjeros y los lugares de culto", recalcó el portavoz del Gobierno marroquí.

El consulado americano ha cerrado temporalmente sus puertas, al igual que la Casa de América de Casablanca.

Aunque las autoridades marroquíes anunciaron el mismo sábado la detención de los dos líderes de esta célula terrorista, con lo que dieron la banda por desarticulada, advirtieron también de que un número no determinado de supuestos terroristas seguía en libertad.

A esta célula pertenecían los cuatro terroristas que el pasado martes murieron en Casablanca, al igual que Abdelfetah Raydi, el joven de 23 años que se suicidó en un cibercafé de esta ciudad el pasado once de marzo.

Cadena de explosiones

El anuncio llega una semana después de que tres terroristas fallecieran en una serie de explosiones suicidas que causaron la muerte de un inspector de policía y varios heridos en Casablanca.

Dos días después un doble atentado en la vecina Argelia y reivindicado por la llamada "Organización de Al Qaeda en los Países del Magreb Islámico" -que también se atribuyó las muertes de Casablanca- dejaba decenas de muertos y más de 200 heridos.

El pasado sábado, otros  dos terroristas suicidas se volaron de nuevo en Casablanca provocando heridas a una mujer.