Laura de Los Santos, afectada por las preferentes, y activista contra las tasas judiciales
Laura de Los Santos, afectada por las preferentes, y activista contra las tasas judiciales. ARCHIVO

El Pleno del Congreso debate esta tarde una proposición del PSOE que pide la derogación de la ley de tasas judiciales al calificarlas de "desproporcionadas" y, por lo tanto, "imposibles de pagar para un significativo porcentaje de población".

La mayoría de los que quedan fuera (de la Justicia) son personas físicas, ya que los bancos y las aseguradoras siguen reclamando igual La ley de tasas fue aprobada hace dos años solo con los votos del Partido Popular y contó con el rechazo de toda la oposición parlamentaria, además del repudio de la mayoría de los actores jurídicos por entender que la norma consagraba el "modelo mercantilista" de la Justicia. Unos meses después el ministro de Justicia accedió a recudir algunas de estas tasas, a petición de la Defensora del Pueblo, pero para muchos sectores continúan siendo abusivas.

La letrada y profesora de Derecho Civil Verónica Del Carpio encabeza la lucha de la abogacía contra unas tasas que vulneran el principio de "tutela judicial efectiva".

Del Carpio asegura que en este tiempo el Gobierno no ha conseguido los fines recaudatorios que planeó con la nueva ley, pero sí la disuasión de los ciudadanos a la hora de reclamar justicia. Las estadísticas hablan de un 25-30% menos de apelaciones civiles, de media, el año pasado. Un dato más grave aun, según la abogada, "si se tiene en cuenta que la inmensa mayoría de los que quedan fuera son personas físicas, ya que los bancos y las aseguradoras siguen reclamando igual porque además se desgravan las tasas".

Entre los ciudadanos que se han visto seriamente afectados por la imposición de tasas que suponen el desembolso medio de 300 euros por una demanda y 800 por un recurso, Del Carpio pone los siguientes ejemplos reales:

  • Posible negligencia médica (4.510 euros): En Murcia, un abogado se ofreció a adelantar los miles de euros que la familia de un niño nacido con parálisis cerebral debido a una negligencia en un parto debía adelantar por la demanda. Los padres no contaban con los recursos necesarios para interponer la demanda por daños y perjuicios. Finalmente no hizo falta la ayuda del bufete de abogados, consiguieron ayuda de la familia extensa, cada un puso un poco, para reclamar la indemnización correspondiente a un niño, Aaron, que quedó en estado de dependiente absoluto. Su abogado, Pedro García-Valcárcel, asegura que las víctimas de las negligencias médicas se están viendo muy afectadas por las tasas judiciales.
  • Afectada por preferentes (800 euros): Laura de Los Santos ha conseguido reclamar el dinero de las participaciones preferentes que le colocaron a su madr, pero acude a todas las manifestaciones, así como a las juntas de accionistas, con una gran T rosa, símbolo de la lucha contra las tasas judiciales, consciende que entre los afectados de las preferentes hay muchos con dificultades para reclamar por no disponer de dinero para abonar las tasas. Hay familias que han tenido que hacer colectas para reclamar el dinero del abuelo, al que no le garantizan la justicia gratuita porque sus preferentes constan como patrimonio.
  • Empresario en ruina (10.800 euros): Un empresario de Baleares, dueño de una pequeña constructora, se arruinó cuando, con la crisis, el banco le cortó la financiación. Por falta de solvencia, la entidad financiera se quedó con un promoción. Al empresario le dio un infarto y, arruinado, continúa asistido por los servicios sociales y por Cáritas. Si quiere reivindicar su proyecto inmobiliario que perdió por ejecución hipotecaria deberá aportar 10.800 euros, una cantidad que no tiene.
  • Pensión compensatoria (300 a 800, más el variable de la cantidad reclamada): En los juzgados de familia dos casos comunes son la dificultad de poder reclamar una pensión compensatoria o la falta de dinero necesario para batallar judicialmente por una ayuda a la alimentación de los hijos mayores de edad.
  • Despidos improcedentes: En los juzgados laborales, muchos trabajadores y sindicatos se han buscado las vueltas para ser eximidos de las tasas en virtud de un acuerdo no jurisdiccional de la sala de lo social del Supremo que en 2013 eximió de las tasas a quienes tuvieran que recurrir sentencias no favorables.
  • Eximido de unas tasas "desproporcionadas" (2.800 euros): La semana pasada la Audiencia provincial de Pontevedra decidía eximir del pago de tasas judiciales a un empresario que recurrió el carácter culpable de la quiebra de su empresa por considerar que era desproporcionada. El empresario tenía que abonar 2.800 euros para recurrir una condena de indemnizaciones por valor de 600.000 euros. La Audiencia determina que las tasas afectan "negativamente al derecho fundamental al acceso a la justicia".