El Parlamento catalán ha aprobado en un pleno extraordinario este viernes, por 106 votos a favor y 28 en contra, la ley de consultas no refrendarias y otras formas de participación democrática, que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, utilizará para convocar la consulta soberanista del 9 de noviembre. El Gobierno ya ha anunciado que recurrirá la norma ante el Tribunal Constitucional cuando salga publicada en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC), sin esperar a que el presidente firme el decreto de convocatoria.

El diputado de CiU Josep Rull ha sido el primero en intervenir para hacer balance del trabajo realizado durante el último año —todos las formaciones salvo C's, que "legítimamente" decidió no participar en la ponencia— para redactar esta ley que "no sólo es para el 9-N sino para dotar a la Generalitat y a los ayuntamientos para hacer partícipe a la ciudadanía" y que desarrolla el artículo 122 del Estatut. Tras él, representantes del PSC, PP, ICV, C's, la CUP, el diputado no adscrito Joan Ignasi Elena, ERC y CiU han intervenido en el debate para mostrar su postura y las enmiendas presentadas.

Salvo el PP y C's todos los partidos votaron a favor de la ley, incluido el PSC, contrario a la consultaTras un debate que ha durado más de dos horas, la ley ha sido aprobada con el apoyo de los 105 diputados de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y la CUP y el del diputado no adscrito Joan Ignasi Elena, y pese a los 28 votos en contra de los parlamentarios del PPC y C's, que la califican de ley trampa porque consideran que en realidad la consulta es un referéndum.

La aprobación de la ley llega un día después de que Escocia celebrara su referéndum de autodeterminación, del que Mas y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han hecho lecturas distintas. El primero ha avisado que la victoria del 'no' no perjudica el proceso catalán pues el referéndum es el "único camino" para "resolver conflictos". En cambio, el segundo ha celebrado el resultado y el "escrupuloso respeto a la legalidad".

Gran expectación

Más de 150 periodistas, algunos de ellos extranjeros, se han acreditado especialmente para el pleno extraordinario de este viernes, que se suman a los que habitualmente cubren la información parlamentaria. Además, decenas de personas han secundado la convocatoria de la Assamblea Nacional de Catalunya (ANC) y se han concentrado ante el Parlamento para mostrar su apoyo a la consulta con gritos de "votarem" (votaremos). Algunos retractores también han acudido al Parque de la Ciutadella para mostrar su postura.

Los manifestantes han recibido con gritos de 'presidente, presidente' a JunquerasLos manifestantes han mostrado su apoyo a los diputados que defienden el derecho a decidir, salvo al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, a quien han llamado botifler, y con silbidos a los contrarios a la ley de consultas. Uno de los más aplaudidos ha sido el presidente catalán, quien les ha saludado con la mano en el corazón. "Se hará lo que se pueda", les ha dicho Mas. Cuando la ley ha sido aprobada, han roto en aplausos y a medida que los diputados salían de la Cámara catalana aplaudían —han recibido al líder de ERC, Oriol Junqueras, con gritos de "presidente, presidente"— o silbaban y abucheaban en función de su postura respecto a la consulta.

A favor y en contra de la ley y el 9-N

El diputado del PSC Ferran Pedret ha recordado que la ley de consultas no refrendarias "no es el instrumento para la consulta 9-N" e incluye otras formas de participación ciudadana más allá de la votación. Por eso, ha opinado que, "si Mas convoca la consulta con la pregunta encadenada, demostrará desconocer la ley que aprobaremos este viernes y el Estatut y pondrá en riesgo un buen instrumento de participación para los ciudadanos". Por eso, dirán "sí a la ley, pero no a la consulta sin amparo legal". El diputado no adscrito Joan Ignasi Elena, que dejó el PSC, ha defendido el derecho a votar y ha asegurado que lo que separa no es votar "sino determinadas actitudes y el enrocamiento" de quienes se oponen al referéndum.

La Generalitat no es nadie para preguntar sobre la independenciaTambién ha cargado contra el PP, al que culpa del auge independentista por laminar la autonomía de Cataluña e "insultar" a los catalanes con acciones como llamar lapao al catalán de la Franja. Además, le ha reprochado "el pseudoarugmento de que España no quiere ni puede cambiar porque ignora que España es tan plural como Cataluña". En este sentido, ha recordado los múltiples colectivos que se manifiestan contra el Gobierno y los recortes.

El portavoz adjunto del PPC, Santi Rodríguez, ha reiterado la oposición de su partido ante la ley pues su objetivo "es hacer lo que no pueden hacer: hacer un referéndum sobre una cosa de la que no tienen competencia porque no somos siete millones sino 47 millones las personas afectadas por la pregunta que quieran hacer", ha asegurado. "La Generalitat no es nadie para preguntar sobre la independencia", ha enfatizado.

Queremos una consulta porque no nos dejan hacer un referéndumEn la misma línea se ha manifestado el líder de C's, Albert Rivera, quien ha recordado que este debate "afecta a España y a Europa" y que ya existe una ley catalana que regula los referéndums, aunque "aprueban otra ley porque con la otra hay que pedir permiso". Además, ha reprochado que se permita votar a personas que no tienen derecho a ello, como los jóvenes de 16 y 17 años.

"Queremos una consulta porque no nos dejan hacer un referéndum", ha respondido la portavoz de ICV-EUiA en el Parlament, Dolors Camats, para quien no se trata solo de un problema de identidad nacional sino "de falta de democracia" pues las consultas no serán vinculantes. También ha defendido la ley como una herramienta para la regeneración democrática y la participación ciudadana —aunque mantienen tres enmiendas— que debe dar respuesta también a "la creciente desigualdad social fruto de la creciente desigualdad económica". La ecosocialista ha agregado que el 9-N no puede ser sustituido "ni por elecciones anticipadas ni por movilizaciones sociales" pues "la gente quiere votar" y es "políticamente imprescindible".

Es una herramienta legislativa propia plenamente constitucional El diputado de la CUP se ha pronunciado en un sentido similar y ha aplaudido la ley porque supone un "avance notable ante la crisis de legitimidad de las instituciones", aunque ha pedido disculpas a los catalanes residentes en otros puntos del país porque no podrán votar el 9-N. "El pueblo catalán no debe permitir nunca más que nadie decida por él, ni desde aquí ni desde allí", ha dicho el parlamentario, quien, ante las críticas de insolidaridad, ha asegurado que los catalanes seguirán siendo "solidarios con todos los pueblos del mundo, pero no esclavos de nadie ni nada".

Por su parte, la parlamentaria de ERC Gemma Calvet ha defendido la constitucionalidad de la ley de consultas. "Vivimos la aprobación de una herramienta legislativa propia que es plenamente constitucional y se desprende de un artículo del Estatut", ha sostenido durante su intervención en el pleno de este viernes, que ha calificado de "un día histórico" para Cataluña y el resto de España. En su opinión, la ley es indispensable para resolver y dar salida a la consulta del 9-N, ha reclamado al PP que le dé viabilidad y retire las "amenazas" de recurrirla.

Cuando Rajoy dice 'no puedo ni quiero', de poder, puede, pero no hay voluntad políticaEl encargado de cerrar el debate ha sido Rull, quien ha asegurado que hay margen para celebrar la consulta y que la ley desarrolla un artículo del Estatut que no fue "recortado" por el Constitucional. "Cuando Rajoy dice 'no puedo ni quiero', de poder, puede, pero no hay voluntad política", se ha quejado antes de contrastar la actitud del presidente español con la del británico, David Cameron, que no amenazó Escocia con suspender sus autogobierno. "Una inmensa mayoría de catalanes hemos decidido que ha llegado la hora de la democracia, la hora de la libertad. Y por eso somos y seremos imparables", ha concluido.

Reacciones ante un "día histórico"

Tras la aprobación de la ley en un "día histórico", la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, ha recordado en rueda de prensa que con esta ley, que ha contado con el apoyo de casi el 80% de la Cámara catalana, "habrá más y mejor democracia" porque los ciudadanos podrán decidir sobre cuestiones que afectan su vida diaria. Ha celebrado los principios de acuerdo y consenso con los que ha trabajado la ponencia encargada de redactar la ley.

Es un día muy triste para la democracia y los españolesDebe ser el marco legal para que el presidente pueda convocar en las próximas horas la consulta del 9 de noviembre", ha afirmado Ortega, quien ha recordado que es una de las cinco posibilidades planteadas por el Consejo Asesor para la Transición Nacional. Ha reiterado que "todo estará listo para que los ciudadanos puedan votar el 9 de noviembre".

La presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, ha recordado que el Ejecutivo catalán tiene "el mandato" de los catalanes de celebrar la consulta. Por su parte, la presidenta de la ANC, Carme Forcadell, ha dicho estar muy satisfecha porque hay una mayoría social y parlamentaria y "ahora existe el instrumento" para que los catalanes puedan ejercer su derecho a decidir. "Creo que la convocará (la consulta) lo antes posible pero debe decidirlo él", ha dicho. Ya en el exterior, ha animado a los manifestantes a hacerse voluntarios "de la construcción del nuevo país, preservando la unidad y con valentía" para conseguir la independencia "para vivir mejor".

En cambio, para la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha considerado que es "un día muy triste para la democracia y los españoles" porque se ha aprobado una ley inconstitucional con la que se pretende celebrar un referéndum ilegal sobre una cuestión en la que el Parlament no tiene competencias. Asismismo, ha criticado que no se hayan explicado las consecuencias negativas de la salida de España y de Europa y ha asegurado que el proceso "ha fracturado, dividido y enfrentado" a la sociedad catalana, aunque ha querido mandar un "mensaje de tranquilidad" porque la consulta no se va a celebrar. "Y ellos lo saben", ha agregado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.