El suceso ocurrió a las 8.45 de la mañana, cuando la víctima, cuya identidad no se ha confirmado, se encontraba en su oficina, cerca de las calles Pintor Aparicio y Arquitecto Morell. Un policía vio salir de un inmueble a dos personas, cubiertas con pasamontañas y con bates de béisbol y subir a un turismo a toda prisa. Tras una persecución por el centro fueron apresados en la calle Teulada. Las investigaciones apuntan a un ajuste de cuentas, pues los agresores no robaron nada.