Irán condena a cárcel y latigazos a los jóvenes del vídeo 'Happy', según una ONG

  • Los jóvenes han sido condenados a seis meses de cárcel y 91 latigazos cada uno, excepto una de las participantes, que ha sido condenada a un año de prisión.
  • Las chicas no llevan el pañuelo y además bailaban con los varones, una violación del más estricto código de comportamiento islámico.
  • Además, dos de ellos comparecieron en la cadena de televisión estatal IRIB para mostrar su arrepentiemiento por haber participado en la grabación.
Los jóvenes iraníes, en el vídeo
Los jóvenes iraníes, en el vídeo
YOUTUBE

Un tribunal iraní ha condenado a los seis jóvenes que grabaron un vídeo bailando al ritmo de Happy, el super éxito de Pharrell Williams, a penas de prisión y latigazos, según informó la Campaña Internacional de Derechos Humanos en Irán, una ONG con sede en EEUU.

La web asegura que los jóvenes fueron juzgados esta semana acusados de "participar en la producción de un vídeo vulgar" y "mantener relaciones ilícitas" entre ellos, y condenados por la corte a seis meses de cárcel y 91 latigazos cada uno, excepto una de las participantes, Reyhaneh Taravati, que habría sido condenada a un año de prisión.

El grupo fue arrestado el pasado mayo, después de que el vídeo, considerado provocador según los estándares morales de la República Islámica, se hiciera "viral" en Internet.

En él, los seis aparecen cantando alegremente la popular canción del cantante estadounidense en terrazas y calles de Teherán y en el interior de una vivienda. Las chicas no llevan el pañuelo con el que obligatoriamente todas las mujeres deben cubrir su cabello ni la camisola o abrigo, denominada aquí "mantón", que se lleva sobre la ropa y debe ocultar sus formas y tapar sus nalgas, muslos y piernas.

Además, bailaban con los varones, una violación del más estricto código de comportamiento islámico que las autoridades iraníes tratan de hacer respetar en el país, sobre todo en la esfera pública.

Un día después de ser detenidos fueron puestos en libertad bajo fianza, a la espera de juicio. La Policía confiscó sus teléfonos móviles, ordenadores y otros artículos personales.

Además, dos de los jóvenes comparecieron en la cadena de televisión estatal IRIB para mostrar su arrepentimiento por haber participado en la grabación y asegurar que habían sido engañados.

En el programa también aparecía el jefe de la Policía iraní, Hoseyn Sayedinia, que advirtió a quienes pretendan hacer vídeos similares que "serán identificados y se actuará contra ellos".

La detención de este grupo se produjo después de que difundiesen en la web Youtube (vetada en el país pero accesible a través de programas anti-filtros) hasta tres vídeos de jóvenes iraníes bailando al ritmo de Happy.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento