Los españoles son muy impacientes cuando hacen cola, pero se enamoran en ella más de lo que se enfadan
Siete de cada diez españoles deja la cola por frustración. ARCHIVO

Los españoles son más impacientes y gastan más tiempo que la media europea haciendo cola para comprar o realizar una transacción, siendo de los que más abandonan el establecimiento con las manos vacías y jurando más tajantemente no volver.

No obstante, aseguran ser más cívicos mientras esperan, según las conclusiones del estudio 'El impacto de la frustración al hacer cola en la conducta de los consumidores españoles y europeos', encargado por NCR en cinco países europeos y presentado ayer en Madrid.

Sólo el 22% de los españoles muestra síntomas de rabia, ganas de maldecir, de empujar o de discutir con alguien

Así, los franceses son los más impacientes a la hora de hacer cola (82%), seguidos de los españoles (80%), italianos (77%), alemanes (76%) e ingleses (66%), siendo la media europea un 76%.

España muestra un comportamiento ejemplar durante la cola en comparación a los europeos ya que sólo el 22% de los españoles muestra síntomas de rabia, ganas de maldecir, de empujar o de discutir con alguien, frente al 45% de media en los países del viejo continente.

Sin embargo, un 31% de españoles flirtea mientras hace cola y charla con alguien que le interesa en busca de una cita.

España también en esto está por debajo de la media europea, que es de un 41%, siendo italianos (81%) los que más intentan ligar de toda Europa por delante de alemanes (36%).

Reino Unido y Francia prefieren dedicarse a otros asuntos mientras esperan, y sólo el 22% y el 11% respectivamente aprovechan las colas para coquetear.

Tiempo perdido y abandono de la cola

El 64% de la gente en España siente que pierde de 30 minutos a cuatro horas semanales mientras que la media europea se sitúa en el 54%, tal y como concluye esta investigación.

El 64% de los consumidores europeos la dejan por frustración

Sobre el abandono de la cola, el 64% de los consumidores europeos la dejan por frustración, principalmente los italianos (75%), los españoles (72%), franceses (70%), ingleses (65%) y alemanes (48%).

Además, el 30% jura no volver al lugar donde experimentó problemas en las colas, encabezando esta decisión los españoles (42%), seguidos de italianos (40%), ingleses (29%), franceses (23%) y alemanes (22%).