Los jóvenes vascos desafían cada vez a más a las drogas sin ni siquiera saber, en muchas ocasiones, ni lo que en realidad se ‘meten’ ni a lo se exponen. Por ello, un servicio municipal de Bilbao quiere acercarse a la juventud y darle a conocer tanto la composición de las substancias que consumen como los riesgos que conllevan.

El Ayuntamiento de Bilbao pondrá en marcha este servicio de información, análisis y asesoramiento sobre drogas en las zonas de fiesta y ocio nocturno.

Un dispositivo móvil, formado por un furgón y una carpa, recorrerá las zonas de marcha de Bilbao desde junio, con el Live Festival como marco, hasta finales de año. En total 26 jornadas, sábados principalmente, en las que los técnicos se pondrán a disposición de los jóvenes entre las 22.00 h hasta las 02.00 h. Los consumidores sólo tienen que acudir y pedir información o el análisis de una substancia. Si lo desean, también pueden realizar una consulta individual con confidencialidad.

El objetivo de la campaña es «proponer a la juventud que asuma pautas de consumo más seguro y responsable», según el Ayuntamiento, que ya ha sacado a concurso el servicio.

La empresa adjudicataria también deberá detectar las nuevas tendencias o conocer la evolución de las drogas. Ahora, el cannabis es la droga más consumida (por el 35% de los jóvenes). Le siguen las anfetaminas, la cocaína, el éxtasis, las setas alucinógenas y la heroína.

Antecedentes en discos y fiestas

En Vizcaya se han llevado a cabo iniciativas similares, aunque no de tanta duración como la que pondrá en marcha Bilbao. La ONG Médicos del Mundo recorrió en 2005 las discotecas para analizar la calidad de la droga, y la Dirección de Drogodependencias del Gobierno vasco analizó las sustancias estupefacientes en las fiestas de Leioa y en la Aste Nagusia, en 2002. En Bilbao se hicieron unas 500 pruebas.