Extremoduro
Robe Iniesta (izda.) e Iñaki Antón, durante uno de los conciertos de Extremoduro de la gira 'Robando perchas del hotel'.

El grupo de rock Extremoduro, que está protagonizando una de las giras más multitudinarias y reconocidas por la crítica del verano, intentará a partir de ahora en sus conciertos organizar al público en la pista dividiendo entre los que quieren estar "tranquilos" y los que quieren estar "bailando y moviéndose".

Quisiéramos que todos pudierais estar a gusto en el concierto"Hemos observado en los conciertos que ya llevamos realizados en esta gira que, aunque a todos los que venís a vernos os une el buen rollo y las ganas de disfrutar, sois gente de muy diversos tipos, edades y costumbres. Esto es algo de lo más bonito que nos puede ocurrir y, precisamente por ello, quisiéramos que todos pudierais estar a gusto en el concierto y disfrutar a vuestro estilo, viviéndolo como más os apetezca", dice el grupo en un comunicado.

En esta línea, Extremoduro añade que en las filas delanteras están viendo en sus recitales "a gente que quiere estar observando todo lo que ocurre, pegados a la valla, en una actitud más bien estática, disfrutando con los ojos y los oídos".

Junto a ellos, claro, también hay "gente a la que le apetece vivirlo bailando y moviéndose", por lo que la intención es que ambas actitudes puedan "disfrutar su día de concierto a su manera". "Por eso pretendemos que los que queráis estar delante pero más tranquilos, os ubiquéis en la zona izquierda según veis el escenario (delante de Miguel), y los que queráis ejercer vuestro derecho al bailoteo, os coloquéis en la parte derecha (delante del animal). Queremos con esto que los que bailan no molesten a los que miran, ni los que miran a los que bailan", propone la banda.

"Servirá para disfrutar a tope"

"Estamos hablando de bailar y de desmadrarse, no de embestir, ni de agredir, ni de dar por el culo a los demás", prosigue el comunicado, que después aclara: "Esto no es una prohibición para nadie de estar en uno u otro lado; si alguien quiere ponerse delante de Iñaki y estar quieto, puede hacerlo, pero que no se queje si a su alrededor están todos brincando".

Al entrar en el recinto, el público verá una indicación a cada lado del escenario y solo tendrá que acercarse al ambiente que más les apetezca. "La gente de seguridad que se encuentra en la valla os ayudará en caso de dudas. Esperamos vuestra colaboración y, sobre todo, esperamos que esta forma de organizarnos en las primeras filas nos sirva a todos para disfrutar a tope del concierto, a nuestra manera, y sin la sensación de ser molestados ni de molestar", concluye Extremoduro.