La bióloga de la Universidade de Vigo, Marina Romaní, ha hecho público en su tesis de doctorado (en el grupo de Endocrinología de esta universidad) el descubrimiento de nuevas aplicaciones de la hormona GLP-1, que permite tratar la inmadurez de los pulmones en neonatos, y que serviría también para mejorar problemas asociados a la diabetes.

Según la investigación de Romaní, esta hormona estimula la producción de surfactante pulmonar, un complejo lipo-proteico que se extiende por la superficie alveolar y evita el colapso de los alveolos, al permitir el intercambio gaseoso en los pulmones. Además de que no produce efectos secundarios, se trata de un fármaco que ya está en el mercado.

Las pruebas realizadas han arrojado resultados "alentadores" en animales, según esta bióloga, que recuerda que este descubrimiento puede ser el origen de tratamientos alternativos para los bebés prematuros, ya que los glucocorticoides sintéticos que se usan en la actualidad para acelerar la maduración de los pulmones pueden tener efectos en el desarrollo infantil posterior.

Marina Romaní también ha estudiado el efecto de uno de los análogos de GLP-1 en la diabetes adulta, y ha descubierto que esta hormona consigue revertir las alteraciones que la diabetes produce en los pulmones y en el corazón.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.