El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno del Principado de Asturias, el socialista Guillermo Martínez, se ha mostrado este viernes crítico con el PP, al que ha acusado de hablar de regeneración política y, a la vez, mantener como concejal en Oviedo a Jaime Reinares, que ha sido recientemente condenado por un delito de revelación de secretos.

No es el único caso el consistorio ovetense, según ha manifestado Martínez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. También hay una concejal de Foro, Belén Arganza, que ha sido condenada por vejaciones, aunque en este caso ha anunciado que dimitirá.

A juicio de Martínez, el PP está diciendo una cosa, pero luego hace la contraria en materia de regeneración democrática. "Son ese tipo de comportamientos los que deterioran la credibilidad de los partidos", ha advertido.

Además, Martínez se ha referido a la reforma que busca el PP relativa a que sea alcalde el candidato del partido más votado en los municipios. A juicio del dirigente asturiano no es aceptable que se proponga esa reforma "a pocos meses de la convocatoria electoral". Lo que debería hacer el PP, a su juicio, es buscar "consensos" para la tan buscada regeneración.

Para el Gobierno asturiano ese asunto es una de sus prioridades y se ha referido a los proyectos de ley de transparencia y de buen gobierno que está impulsando en el Principado y que tramita ya la Junta General.

Consulta aquí más noticias de Asturias.