El majestuoso vuelo del buitre puede acabar extinguiéndose debido a los parques eólicos.

La mayoría están instalados en Aragón, Soria, La Rioja y Castellón y en los últimos seis años las aspas de estos molinos gigantes han matado a más de 800 buitres leonados.

 

En los últimos seis años las aspas de estos molinos gigantes han matado a más de 800 buitres
Los parques eólicos se instalan en las laderas más altas donde las aves buscan el aire que les hace subir pero, para su desgracia, los aerogeneradores lo que hacen es arrastrarlos hacia las aspas.

 

Las organizaciones ecologistas denuncian la falta de planificación a la hora de construir estos parques, además muchas adjudicatarias no tienen en cuenta las rutas de vuelo de las grandes aves como los buitres.

Así que, la energía eólica es buena como tal, pero perjudicial para la preservación de estas aves.